Pável se cuece aparte

Estoy seguro que pocos apostaban por él para triunfar en el sueño europeo, aunque hoy, se afianza como pocos, en el escaparate internacional.

Estoy seguro que pocos apostaban por él para triunfar en el sueño europeo, aunque hoy, se afianza como pocos, en el escaparate internacional.

Si se equivocó o no, al negarse jugar la Copa América, sería mejor dejarlo atrás. Lo bueno, es que está de regreso.

En su primera temporada en Alemania, además de resultar Campeón -al igual que Ricardo Osorio-, fue distinguido en el "Top Ten" de la Bundesliga (finalizó séptimo en las votaciones para elegir al jugador del año).

Se dice fácil, pero cuando los aficionados y medios de comunicación en México, apuntabamos a otros (jugadores) como prospectos para emigrar después de la Copa del Mundo, este veterano que rondaba ya los 30 años de edad, se hizo dueño de un lugar propio en Europa.

Bielsa lo quiso llevar al Espanyol hace casi diez años, aunque al final no se le hizo (Pável pasó del Atlas a los Tecos en 1998). Y en el 2005, el River Plate lo pretendió, aunque tampoco cuajó. Y cuando parecía que el tiempo se había escapado, los alemanes lo llevaron para convertirlo en consentido de su afición.

A casi 15 años de haber debutado, Pável Pardo, mantiene intacta la depurada técnica individual, además de un enorme fuelle, un "shoot" privilegiado y una mentalidad triunfadora, de primer mundo.

No fue de los que a través de las entrevistas suplicaba una oportunidad para jugar del otro lado del mundo (como el "Kikín" que al final aguantó poco) ni posee los rércords internacionales que apantallan a los promotores (como Jared quien no triunfó). Pero Pável es de esos jugadores que gustan a cualquier entrenador (mismo caso de Gerardo Torrado).

Hoy, está ante su regreso al equipo de "todos", para buscar vencer al enemigo atravesado. Porque él no es de los que piensan que ganándole a Estados Unidos se recupera el "Trono de la CONCACAF", ni se cobra "revancha" por las "dolorosas" derrotas oficiales, aunque sí está consciente de lo transcendental de este próximo resultado (no se puede seguir perdiendo ante ellos).

Pável Pardo posee lo que nuestro balompié requiere para seguir creciendo, y lo que se necesita para que nuestra Selección  recupere "poco a poco", lo que "poco a poco" ha perdido ante nuestros particulares vecinos del norte.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas