¿Táctica o jugadores?

¿Qué es más importante, que un Director Técnico le saque jugo a los jugadores, o los jugadores al Director Técnico?

¿Qué es más importante, que un Director Técnico le saque jugo a los jugadores, o los jugadores al Director Técnico?

Ricardo La Volpe regresó a México, y de inmediato hizo que su mano se notara en el equipo Monterrey. Los Rayados empiezan a jugar ordenados y aplicados. Y aunque sabemos lo obsesivo de su trabajo en cancha, parece que sigue sin superar la misma dificultad en las prácticas y los juegos.

En el partido que empataron Rayados y Zorros el domingo en el TEC, el equipo regiomontano jugó desordenado. La Volpe declaró algo que me dejó pensando: "Los jugadores son importantes, pero hoy en el futbol está la táctica".

Si bien es cierto que la base de un equipo debe ser la idea y la forma futbolística, la declaración del estratega rayado me suenan una vez más al demérito de todo aquello que no salga de su forma de ver el futbol y me provocan algunas interrogantes: ¿Sigue La Volpe intentando ser creativo en sus esquemas, aunque rígido y predecible en la forma de hacer jugar a sus equipos? ¿Se mantiene abierto a las variantes, aunque al final se esté convirtiendo en obsoleto? ¿Motiva a los jugadores, aunque termine por creer más en sus esquemas tácticos de juego?

Y ojo, que no estoy diciendo que La Volpe no confíe en sus hombres, pero tengo mis dudas sobre esa forma de seguir viendo al futbol como la práctica de un avance militar, milimétricamente planeado, casi científico (a fin de cuentas el empate del Monterrey se lo regaló una genialidad individual del jóven yucateco William Paredes).

¿Cómo interpretar sus palabras, cuando los que ejecutan esa táctica son justamente los jugadores?

Durante 4 años al frente de la Selección Mexicana, se quejó por no tener las estrellas que existen en países más potentes (cuando aseguraba que en México no había talento como en Argentina), suspirando por los jugadores de otros lados, en lugar de asegurar el éxito por el esquema táctico que él mismo impuso. (Por fin, ¿era más importante la táctica o los jugadores?).

No hay duda en que la táctica es básica. Cualquier entrenador prefiere encontrar en sus jugadores la disciplina como virtud principal para su esquema, pero obsesionarse con cada espacio, cada avance, cada toque, cada milímetro y cada repetición, puede dejarte confundido al momento bueno.

Yo sigo pensando que Ricardo La Volpe es un entrenador apasionado y trabajador en la cancha, aunque este tipo de declaraciones me hacen pensar que no evolucina del todo, al paso de los años. Quizá no sea un buen comunicador (en el deporte que por definición significa asociación). La Volpe pasa el tiempo pensando en variantes y no sé si todos sus jugadores lo asimilen de la misma manera.

Creo convencido en que La Volpe debería poseer más triunfos, más titulos de los que goza hasta el momento (un título de Liga con el Atlante y un título de Copa Oro con el Tricolor) en los muchos años que lleva trabajando de manera seria, estudiosa y apasionada, pero es probable que esa intransigencia obsesiva, lo siga deteniendo.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas