¿Quién falta en la

A mí que no me echen cuentos: cuando yo estaba chavo, al grupo de prueba que no tenia a las estrellas de nuestro representativo nacional, le llamaban "Preselección B". Es más, a veces, hasta...

A mí que no me echen cuentos: cuando yo estaba chavo, al grupo de prueba que no tenia a las estrellas de nuestro representativo nacional, le llamaban "Preselección B". Es más, a veces, hasta distinto uniforme utilizaban (la camiseta verde era para la "buena" y la color vino para la "Preselección B").Y no voy a cuestionar a Eriksson por convocar a Arnold Rivas (y sus nulas credenciales). Esos experimentos, antes los hicieron otros y les resultó: Bora Milutinovic convirtió en guardameta del Tri a Pablo Larios, cuando el bigotón arquero de las salidas voladoras todavía no debutaba en la Primera Nacional (antes de jugar con el Cruz Azul y todavía brillando para el Zacatepec de la Segunda). Y para no irnos muy lejos, La Volpe, llamó a Gonzalo Pineda cuando Hugo Sánchez no lo ponía en Pumas y mucho antes de ser Campeón con Chivas también.Respeto el trabajo de Sven, observando obsesionado a los jóvenes, eso habla de su intención por trabajar en todos los sentidos. Es más, hasta sus debuts prematuros en el equipo nacional de los mexicanos pueden tener justificación (aunque tampoco necesariamente sea lo correcto, son movimientos quizá obligados para un hombre con tan poco tiempo de trabajo en nuestro país).Mi duda tiene que ver con el resto de los jugadores de nuestro balompié. ¿Estarán siendo igualmente evaluados algunos veteranos capaces?Por ejemplo, me voy a concretar en uno sólo. Un volante que podría correr la banda (aunque ya no sea un jovencito), es zurdo (que siempre hacen falta), le pega "con tubo" y podría aportar su experiencia en la mediacancha después de casi 15 años como profesional, además de dos Copas del Mundo. Braulio Luna, vive el mejor momento de su carrera en los últimos 6 años y creo que debería ser bien aprovechado. Y es que así como creo que hay jugadores que no "dan el ancho" con la Selección, aún cuando brillan con su club, a mí me parece que Braulio ha sido todo lo contrario (un caso similar al de Luis Hernández, que destacó mucho más cuando se puso la "verde").Desde sus primeras apariciones, Luna llamó la atención internacional con el Tricolor Panamericano, siendo gran figura en Mar del Plata. Después, dirigido por Manolo Lapuente se hizo pieza indiscutible de la emocionante actuación mundialista en Francia 98, y 4 años después, Javier Aguirre lo mantuvo como titular en Corea y Japón 2002.El problema vino con el destierro del América y que a La Volpe no le llenó el ojo. Entre su paso por el Necaxa y su traspaso al San Luis, se perdió un poco, pero ahora a sus 34 años, vive y revive en un claro segundo aire.Insisto en que no critico la visión del entrenador sueco. Por el contrario, aplaudo que no deje de observar para que al final tenga el mayor número de elementos de calidad para conformar a la Selección de verdad (este frente a Chile, es al fin y al cabo un partido de preparación).Y a ustedes, les parece que además de tenerle confianza a jovencitos prometedores, el técnico nacional debería darle entrada a otros veteranos capaces de aportar? A quiénes?PD. Y ojo, que el término de "Preselección B", lo prefiero utilizar para no confundir a nadie. Una preselección, es lo que antecede a un equipo representativo. Un grupo de observación. En ningún momento quiero hacer pensar que nuestro balompié posee 2 ó 3 equipos consolidados (A, B y C) como si lo pueden hacer las potencias de la talla de Brasil, Argentina, Italia o Alemania. Sólo prefiero llamar a las cosas por su nombre, y no devaluar o engañar cuando se trata del equipo que orgullosamente los mexicanos llamamos Selección Nacional.Opina de esta columna Aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas