¿Y ';Tuca';, crees que sea Clásico?

Cada seis meses es la misma discusión: es o no un Clásico el juego entre Pumas y América?

Cada seis meses es la misma discusión: es o no un Clásico el juego entre Pumas y América?

La fuerte rivalidad que inició hace 25 años, permanece intacta hoy en día.

Por todos es sabido que desde la Final de la Temporada 84-85, este enfrentamiento tomó tintes personales. Y es que entonces todo coincidió: Sobre la cancha, dos de los mejores equipos de las últimas décadas (los revolucionarios Pumas, dueños de un juego veloz,  vertical y ordenado, y un América todavía con la mayoría de las grandes figuras de su mejor época). 180 minutos intensos que desencadenaron en el polémico partido de desempate en Querétaro, con el mal arbitraje de Joaquín Urrea. Y la sombra de la tragedia sufrida en CU con el fatídico recuerdo del tunnel 29.

El América festejó, aunque muchos veían en los Pumas a ese "Campeón sin Corona" que tanto "punch" suele tener en nuestra emotiva cultura popular (algo similar a lo que había sucedido con las Águilas dos años antes cuando el Puebla se había coronado por encima de las Chivas en la 82-83).

Después, el intento frustrado de revancha puma y la contundente victoria americanista en la Final de la 87-88, y por supuesto el gran título universitario de la 90-91 con el golazo del "Tuca" Ferretti.

Han sido encuentros con emocionantes anécdotas y jugadas fantásticas, fortalecidos por la rivalidad en Fuerzas Básicas (Pumitas y Aguilitas, siempre juegan a defender su camiseta), algo que hace muy bien a nuestro balompié (desde luego repudiando cualquier tipo de violencia).

Yo sin embargo, quisiera enfocarme además en un personaje central, que ha hecho que esta rivalidad viva desde hace casi 3 décadas.

Ricardo Ferretti, llegó a México en 1977 para jugar con los Zorros, sólo que cuando el llamado equipo del "paradero" descendió, este brasileño encontró su mejor destino; a punto de no volver a jugar en el balompié azteca, los Pumas lo rescataron para escribir una historia que probablemente nisiquiera él imaginó.

Pocos mediocampistas han llegado a nuestro país con las condiciones y el temperamento de Ferretti. Dueño de un exlposivo estilo de juego, basado en la total entrega y la solidaridad absoluta, que remataba siempre con un disparo aniquilador (de niño, yo me creía el "Tuca" Ferretti o Reinaldo Gualdini para cobrar los tiros libres).

Jugador de época para los Pumas (aunque pasó brevemente también por el Toluca). Símbolo de los del Pedregal y que además aporta a nuestro balompié como entrenador, regresó en el 2006 al lugar que lo vio triunfar como futbolista y que le abrió el camino en la Dirección Técnica.

Ricardo Ferretti, implantó un estilo como jugador, y ha dejado huella como Director Técnico, siendo el entrenador en activo con mayor tiempo de trabajo desde su debut en la banca. Campeón con Chivas y con un trabajo serio siempre con Tigres, Diablos Rojos y Monarcas. Formó parte del Cuerpo Técnico Nacional para el Mundial del 94, y desde mi particular punto de vista, destaca como el extranjero que mejor conoce al futbol mexicano (si es que aún se le puede seguir considerando extranjero).

Un personaje buscado por los reporteros. Simpático y enojon, nunca declara sin fundamento, y "sin pelos en la lengua", suelta con frecuencia frases pintorescas, que más que utilizar para hacerse publicidad o justificar su trabajo, aporta en pro de nuestro balompié.

Yo creo que el América contra los Pumas si es un Clásico, y como ingrediente aparte, destacaría la presencia del "Tuca" Ferreti, quien desde la banca, continua siendo protagonista de esta sabrosa rivalidad que él mismo inició como jugador. Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas