¿Volverías Cuau?

El juego que resta es crucial para el Tricolor. Aunque algunos sigan pensando que no hay urgencia, la realidad marca que una derrota en Honduras y la combinación de resultados favorable a Jamaica...

El juego que resta es crucial para el Tricolor. Aunque algunos sigan pensando que no hay urgencia, la realidad marca que una derrota en Honduras y la combinación de resultados favorable a Jamaica podrían dejar a México fuera del Mundial (por increible que parezca con el sistema de competencia de la CONCACAF).

Este equipo de Sven-Göran Eriksson, ha presentado dos caras: Orden en casa y desconfianza fuera de ella (en Jamaica y Canadá).

Parece hacer falta concentración, determinación y aplomo (ya no pensar que sólo con la camiseta se gana en una de las zonas futboleras más cuestionadas).

Aunque hace menos de dos meses anunció su retiro de la Selección Mexicana, Cuauhtémoc Blanco no le voltearía la espalda al Tricolor.

Me lo dijo hoy, en una entrevista para Telemundo en Chicago: "Si me necesitan estaré. . . no lo pediría, pero si me necesitan volvería a jugar con la Selección".

Cuauhtémoc Blanco dijo exactamente lo que muchos querían escuchar y otros esperarían criticar.

Y es que aunque la decisión de hacerse a un lado del Tri, la tomó al darse cuenta que otros son los que mejor forma gozan para sudar la camiseta nacional en un balompié tan fisico como el de hoy, Cuauhtémoc se volvió a "encender" en torno al equipo que representa a todos los mexicanos.

Queda claro que a pesar de los problemas de otros años (los premundiales al 74 y 82, además del susto rumbo al 2002) el entorno que rodea a la Selección Mexicana no ha hecho entender a los jugadores que lo primordial es conseguir el boleto en una eliminatoria en la que los rivales salen a "morirrse en la cancha". Todos contra México, porque es el rival a vencer.

Jugar bien contra los "Grandes" sólo vendrá si México accede al Mundial. Además de consolidar en las Copas América y Confederaciones, los buenos resultados de antes.

La generación de jugadores aztecas con más representantes en Europa, parece aún no cuajar. Los veteranos se siguen equivocando (Oswaldo, Galindo) y los nuevos valores se siguen achicando (Giovani, Vela).

Hace unos dias, platicaba con Angel "Coca" González, visor del Pachuca y descubridor de futbolistas como Cuauhtémoc Blanco, Ricardo Pelaez, Fernando Arce y el "Gringo" Torres (entre otros muchos) y él destacaba lo complicado que era hacer entender hoy en día a un jovencito con cualidades que lo más importante era "hacerse grande" en el momento bueno. Osea, el "Coca" criticaba a los chavitos que "se la creían" sólo por el hecho de jugar profesionalmente, sin entender que eso apenas significa el comienzo.

Un sindrome del "reflector", de la "fama" antes que de la lucha y la disciplina enfocada al éxito. La "generación de los videojuegos" la catalogaría otro gran amigo argentino, que criticaba el pasado fin de semana a su Selección (Albiceleste) tras haber perdido sin reacción por primera vez ante Chile en un juego oficial y desencadenado la renuncia del decepcionado "Coco" Basile.

Yo no sé si Cuauhtémoc Blanco estará en los planes de Eriksson para "romperse el alma" en Honduras e intentar aportar lo que él pueda en el camino rumbo al Mundial, lo que sí se, es que México posse cualidades más allá de las futbolisticas (corazón y determinación) que debería aflorar más a menudo y no sólo a cuenta gotas.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas