¿Quién será un héroe?

Los héroes son los que no defraudan, en los que se confía ciegamente. Son los que provocan emoción con el simple hecho de escuchar su nombre.

Los héroes son los que no defraudan, en los que se confía ciegamente. Son los que provocan emoción con el simple hecho de escuchar su nombre.

Yo sí estoy desilusionado por la foto de Michael Phelps y las declaraciones de culpa de Alex Rodríguez. Uno, el máximo medallista de oro en la historia olímpica, y el otro, el mejor pagado de la ya de por si multimillonaria Gran Carpa. Ambos se deben más que a sus actuaciones, a su compromiso con el deporte y con la gente.

Por supuesto que todos cometemos errores, aunque hay ciertas personas que deberían evitarlos a toda costa.

Porque yo nunca supe que Horacio Casarín fumara marihuana, o que el Santo se inyectara para vencer a los de enfrente. A los ídolos, se les puede solapar las fallas, pero nunca al que ha sido elevado a la categoría de héroe.

Ésta es una discusión sostenida a menudo en nuestro deporte: ¿Quién es ídolo en la actualidad? ¿Un ídolo debe cuidar su imagen? ¿Y quién llega a convertirse en héroe?

Yo estoy convencido de que un ídolo no surge todos los días. Es aquel que reúne virtudes y cualidades, pero sobre todo, conecta de forma especial con el que lo sigue.

Los que más "punch" tienen. Los que hacen época. Aunque también creo que no todos los ídolos llegan a convertirse en héroes. Eso, ya depende de la fe de la gente.

En momentos en los que nuestro futbol pareciera estar sobrecargado de información, de chismes y de ataques, estos personajes harían muy bien en aparecer como en los cuentos y en las historietas para ayudar a salvar del malechor que amenaza. Provocar un bálsamo eficaz.

Hoy, cuando los americanistas pierden la fe ante el nuevo discurso lleno de promesas. Cuando los aficionados tigres, casi sin aliento, intentan volver a erguir el pecho. Cuando los seguidores rojinegros agradecen llenos de esperanza el regreso del hijo pródigo que los hará sonar de nuevo (La Volpe).

Cuando la afición mexicana, sedienta de festejos, intenta confirmar que lo que siempre ha esperado por fin llegará y se convertirá en realidad, a pesar de los villanos que se empecinan en aplastar los suenos de su Selección Nacional.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas