La voz del Capitán

Yo coincido con Rafael Márquez, también creo que nuesto futbol se está estancando.

Yo coincido con Rafael Márquez, también creo que nuesto futbol se está estancando.

Es muy valioso que el Capitán de la Selección Nacional, declare lo que piensa. Respeto que lo haga ante un medio neutral como resulta el del máximo órgano que rige al futbol mundial (aunque me deja inquieto el resentimiento con todos los medios locales, negándoles las mismas declaraciones). Me parece que tiene todo el derecho de alzar la voz y destacar lo que él cree que no funciona, aunque no coincido en pensar que las críticas de la prensa sean determinantes para dejar de avanzar en los objetivos que busca cumplir nuestro equipo nacional sobre el terreno de juego.

La entrevista que publica el portal oficial de la FIFA, en la que el defensor del Barcelona clama por justicia para analizar de manera provechosa lo que está sucediendo en torno al balompié azteca, deja mucho para el análisis.

Les guste o no a algunos, Rafael Márquez, es el máximo referente del futbol mexicano en activo. Es el de mayor experiencia y blasones internacionales. Es el Capitán del equipo que representa a 110 millones de mexicanos.

Yo sí creo que hay una crisis de la que se debe salir airoso, pero no comparto el pensamiento que supone a los periodistas como los culpables (así como él mismo pide que no se atice por sus expulsiones comprometedoras).

Este momento histórico, me recuerda (además de la coincidencia previo al enfrentamiento ante Costa Rica) al mal funcionamiento de la Selección Mexicana rumbo al Mundial de Corea y Japón.

El que Rafa deje ver el resentimiento ante los medios de comunicación, se parece un poco a la postura adoptada por el equipo que dirigía Enrique Meza en el 2001. 

No se si ustedes lo recuerden, pero el Tri del "Ojitos" vetó a los reporteros que cubríamos a la Selección cuando las cosas no salían. Lo recuerdo muy bien porque yo formé parte de una comisión elegida por los mismos reporteros (éramos 8 de diferentes medios en aquella reunión) que nos sentamos a dialogar en el Centro de Alto Rendimiento (antes Pegasso) sobre el concepto de nuestra labor, y escuchando la amarga queja de los jugadores inconformes con tanta critica.

Finalmente rompieron el veto, después de escuchar que en los medios de comunicación no existía consigna por atacar sino por informar. Después de asimilar que el debate y las críticas son naturales en cualquier país con tradición futbolera. En cualquier pueblo en el que el futbol significa, no sólo la pasión deportiva, sino el tema cotidiano más recurrente, y en el que están involucrados jugadores, técnicos, diectivos, aficionados, e incluso los no aficionados también, porque sobre futbol hablamos todos.

Poco tiempo después, la crisis futblística explotó con las derrotas consecutivas en el Azteca y en Honduras, que orillaron al despido del técnico Meza, al quedar al borde de la descalificación mundialista y dando paso a la llegada de Javier Aguirre con su ya conocido trabajo de recuperación que impulsó las victorias ante Estados Unidos, Jamaica y Honduras para ganar el boleto a la Copa del Mundo del 2002.

No dudo que los jugadores de la Selección Nacional hayan sentido presión hace 8 anos, así como nunca dejaré de reconocer lo brillante de las carreras de muchos de ellos, aunque entonces como hoy, creo firmemente que lo que se escribe en los diarios o se habla en la Radio y la Televisión no debe "animarlos" o "derrumbarlos" moralmente.

Qué bueno que Rafael Márquez declare estar arrepentido por sus errores de concentración y que exprese sus pensamientos y enfoques, pero sigo pensando que ni la peor crisis debía ser achacada a lo que un medio publique o deje de publicar, al fin y al cabo y aunque todos hablamos de lo mismo, los que juegan son ellos.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas