Bradley y otros más

En todos los niveles (profesional y amateur), nuestro vecino país del norte se ha comenzado a consolidar como un productor futbolero.

Ellos sí han logrado la palabra mágica en el futbol: Continuidad. En todos los niveles (profesional y amateur), nuestro vecino país del norte se ha comenzado a consolidar como un productor futbolero. Por increíble que parezca, el "soccer" superó ya al béisbol en número de practicantes entre niños y jóvenes estudiantes, hasta la preparatoria (19 millones de futboleros por 16 millones de beisboleros) y ahora empieza a llamar la atención a nivel profesional. El futbol sí le interesa a los estadounidenses, a pesar de la arbitraria minimización de los medios de comunicación en idioma inglés. Bob Bradley está cosechando en el equipo nacional, lo que en los últimos años se ha sembrado en el balompié de los Estados Unidos. Como parte del proyecto 2010 planteado después de la Copa del Mundo del 94, se dieron a la tarea de formar jugadores desde niños, y aunque el problema había sido el paso a la profesionalización, en los últimos años la historia ha cambiado superando incluso en algunos aspectos a nuestro balompié. Y si no, fíjense en este ejemplo: En México se escuchan las quejas sobre el mal trabajo en las Fuerzas Básicas, aunque yo a ello le sumaría la casi nula oportunidad para que los jóvenes "cuajen" en los equipos de Primera División. ¿En el América se acabó la escuelita o es que faltan técnicos que crean en los canteranos? ¿En el Atlas se terminaron las buenas generaciones de jugadores (Pavel, Zepeda, Osorno, Rodríguez,  Oswaldo, Cabuto y Corona entro otros muchos) o simplemente los entrenadores han preferido contratar a experimentados de afuera? ¿En el Cruz Azul han dejado de trabajar con los chavos o es que la comunicación se rompió entre el aparatoso sistema juvenil y los dirigentes de la Noria? La MLS, desde su nacimiento ha sido una liga de proyección. Los jugadores han encontrado terreno fértil para probar a qué sabe "eso de ser profesional", aunque los ingresos económicos sigan siendo magros (ojo, porque sólo Beckham, Cuauhtémoc y otros pocos ganan buenas cantidades de dinero, la mayoría se embolsa menos plata que en nuestra Primera División "A"). Los dirigentes -con gran influencia de la NFL- han sido cautelosos pero firmes en sus proyecciones. Sunil Gulati, Presidente de la US Soccer Federation, apostó por la confianza al actual Cuerpo Técnico (formado 100% en la Liga) una vez recibida la negativa del alemán Jurgen Klinsman para hacerse cargo del equipo de las barras y las estrellas en el 2007. Bradley se rodeó de estudiosos hombres de confianza (Peter Novak y ahora el ex jugador de los Pumas, Mike Sorber) mismos que conocen y ejecutan la filosofía a largo plazo (por cierto que Novak ya se bajó del barco para emprender su carrera como Director Técnico en la expansión MLS con Filadelfia). Ellos se han manejado a la inversa de nosotros: La liga ha sobrevivido económicamente en números rojos, mientras que a nivel deportivo continúan "in crescendo". Por contradictorio que suene, dirigentes e inversionistas de la NFL han sido la columna vertebral de la Liga Profesional del "soccer" (MLS), iniciando por su mismo comisionado Don Garber y siguiendo con los Presidentes de equipos, hasta llegar incluso a los dueños del balón. Hoy la candidatura al Mundial del 2018 o 2022, es comandada entre otros por el multimillonario Robert Kraft, propietario de los New England Patriots (y NE Revolution), aunque esto no sea obra de la casualidad ni mero altruismo. Muy probablemente todos ellos que han visto el crecimiento del "soccer" en este país, esperan recuperar el tiempo y dinero invertidos después de organizar por segunda ocasión la máxima fiesta futbolera, en tiempos en los que más de 100 millones de habitantes (entre anglosajones e hispanoparlantes) vivirían una verdadera locura por el futbol. Por lo pronto, hoy la Selección Nacional de Estados Unidos, vive una bonanza clara, basada en el trabajo serio, y porque no decirlo, aprovechando la tranquilidad que significa el anonimato mediático que aún reciben de los medios de comunicación.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas