Pónganse Águilas

Imposible evadir el tema del momento y tratar de relacionarlo con lo que le espera esta semana a nuestro futbol mexicano.

Imposible evadir el tema del momento y tratar de relacionarlo con lo que le espera esta semana a nuestro futbol mexicano. Por un lado, a mí me sigue dando mucho gusto que el América haya goleado al Toluca, que ligue cuatro victorias y que sea el líder de la competencia. Por donde se le vea, esto le conviene a nuestro balompié (los equipos grandes fortalecen el ánimo general, y sino recuerden la depresión popular de los últimos meses, cuando ni Águilas ni Chivas ni el Cruz Azul fueron invitados a la Fiesta Grande). Celebro que el América llene los espacios en periódicos y noticieros por lo bien que hizo sobre el terreno de juego (y no por lo que dejaron de hacer o decir sus directivos, que también es noticia). Me alegra ver que algunos (obligados por lo hecho) empiecen a darle algún mérito a Chucho Ramírez (joven técnico al que a pesar de cumplir, le siguen poniendo peros). Me dio gusto también porque este fin de semana fue cuando los hombres que dirigen las Fuerzas Básicas americanistas se encontraban en Chicago buscando talento, y confirmé de cerca lo importante de su labor: Vinicio Bravo y Pepe Vaca, son dos hombres (junto a Alfredo Tena) que contribuyeron a la grandeza Águila de los años ochenta y que se dan a la tarea de inculcar respeto a las nuevas generaciones, porque les brota a primera vista el amor por estos colores. Claro que de poco servirá si al final vuelven a quedar fuera de la Liguilla, y es por lo que me gustaría relacionarlo con la crucial semana para la Selección Mexicana. Así como México goleó a los estadounidenses en la Final de la Copa de Oro y se ha vuelto a meter en la pelea leal por el boleto mundialista (si ganan los dos siguientes compromisos podría ser directo). Así, con la euforia desbordante de algunos y la incredulidad amargada de otros, en el Tri deben entender que lo más importante está por venir. Ahora es cuando los dirigidos por Javier Aguirre deben demostrar que aprendieron a terminar lo que empezaron. Costa Rica y Honduras son objetivos claros para sacar 6 puntos y no dejar el pase a la deriva. México no se puede permitir quedar fuera de Sudáfrica 2010, y en esta semana se jugarán gran parte de ello. Los momentos gratos en la Copa de Oro, la ebullición del Estadio Azteca hace cuatro semanas por la nueva victoria sobre los estadounidenses y el festejo en el Ángel, quedaría sólo como un recuerdo en medio de la profunda tristeza del fracaso, en caso de quedar Fuera del Mundial. Porque el América se atrevió a faltarle al respeto (bien ganado por los logros en torneos cortos) al Toluca, recordando que a él (al América) lo llamaron muchos años antes “equipo grande” o ¨gigante. Porque no siempre gana el que viene jugando mejor o llega como líder, sino el que tiene más y mejores recursos. El que se mantiene bien despierto al momento de la verdad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas