6 Barça 6

El mejor año en la historia del equipo culé, pasa por el momento de mayor separación catalana en la Península Ibérica.

El mejor año en la historia del equipo culé, pasa por el momento de mayor separación catalana en la Península Ibérica. En el futbol, hicieron lo que ningún otro club. Éste sí es el ejemplo perfecto de cómo ganar "todo". Además del objetivo de los grandes europeos para agenciarse el anhelado "triplete" (Liga, Copa y Europa), el Barcelona se destapó con tres más, sumando las Supercopas española y europea, además del Mundialito, superando lo conseguido por ellos mismos el años pasado (cuando sólo les faltó el Mundial) y festejando de manera similar -aunque mejor- a lo del mítico Ajax de Johan Cruyff (1972) que ganó todo lo que se le presentó hace 37 años (aunque entonces sólo fueron 5 y no 6 títulos como ahora los azulgrana). Tuve la oportunidad de estar en Barcelona en estos días históricos y quisiera destacar algunas reflexiones: Por un lado, es gratificante comprobar el respeto que se le tiene a los dos jugadores mexicanos de este equipo (cada uno en su nivel) aunque no dejó de ser frustrante verlos fuera de acción en este momento grande. Ni Rafa por lesión, ni Jonathan por inexperiencia, pudieron jugar ante Estudiantes, aunque a diferencia de lo que algunos ociosos pudieran achacar equivocadamente cuando de atacar a nuestros futbolistas en el extranjero se trata, a mí me dio mucho gusto comprobar el concepto que la eufórica afición blaugrana guarda por los dos jugadores aztecas: "Rafa es titular aunque ahora no juegue, viene de una lesión larga pero aquí nadie duda de su trascendencia, sino la Directiva nunca le hubiera renovado el contrato hasta el 2012 a un jugador lesionado... aquí todos le respetamos y le estamos agradecidos", me dijo Manolo, un recalcitrante fanático del Barça en plenas Ramblas. De Jonathan, esperan que cuaje y lo quieren ver triunfar al nivel de los dos canteranos de moda, los ídolos del equipo en Dubai: Messi y Pedro. Este equipo comandado por Guardiola, ha dejado más hondo el sentimiento que los mismos trofeos. La identificación es total , y las lágrimas del joven técnico al momento del festejo, dejaron en claro que se trata de un ídolo amante de sus colores. Lo insólito, vino al darme cuenta del menosprecio que el histórico logro de este  equipo, sufrió de los dos periódicos deportivos más importantes de España –nota que trascendió en el mundo entero-. Las portadas del AS y Marca del pasaso domingo 20 de diciembre, fueron para el Real Madrid. A pesar del conocido madridísmo que ambos medios profesan, a mí me sorprendió enormemente que destacaran la goliza de los merengues sobre el Zaragoza en la Liga por encima de la proeza blaugrana (denigrando la supuesta imparcialidad periodística y rayando en lo ridículo). El Marca tituló "Esto promete" refiriéndose a la mejora que presenta el equipo de Pellegrini después de 15 fechas (en un torneo de 38 jornadas), con la foto de Higuaín y Ronaldo fundiéndose en un abrazo, además de concederles las primeras 9 planas a la crónica, fotografías, análisis y reacciones por el 6-0 del Madrid al débil cuadro maño, mientras que al reporte especial desde Abu Dhabi, le dieron tan sólo tres planas y media (de la página 12 a la 15, con un aparatoso anuncio de relojes incluido). Quizá todo esto tenga que ver con la "revolución" catalana que se vive en la península. 48 horas antes, se daban a conocer los resultados de las elecciones en las que el 95 por ciento de la población  pedía la independencia de Catalunya. Y el mismo día del festejo futbolero, el Presidente José Montilla declaraba, "no es una manía, Catalunya es una nación" en el aniversario 650 de la Generalitat . En la Ciudad Condal, difícilmente se habla español (en las calles, en el metro, hasta en la Misa del Domingo todo es en catalán) como para dejar más en claro que ya no quieren seguir siendo considerados españoles. Y por si fuera poco, en el mismo fin de semana, se dio a conocer la aprobación de la ley que a tantos ofende y que entrará en vigor en el próximo verano del 2010: En Catalunya no habrá más nunca corridas de toros. El segundo espectáculo de mayor audiencia en España (después del futbol) es prohibido por los catalanes. El pasatiempo nacional, no tendrá más tolerancia y eso a muchos les ha calado aún más en el resto del país (como dato curioso les platico que la mítica Plaza de Arenas en Barcelona, está siendo convertida en el Museo del Rock and Roll, ningún golpe más directo para los millones de aficionados y su argot taurino en España). Pareciera que toda esta pugna, podría seguir resintiéndola el equipo de futbol de esta ciudad. Una "encerrona" en soledad del Barça, que sobre el ruedo sigue ganándose aplausos y pañuelos. Un equipo que por momentos pareciera aburrirse de lo bien que juega y de lo superior que se presenta ante su rival.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas