¿México para los mexicanos?

A veces parece que los que menos confianza tienen por los mexicanos, son los propios mexicanos.

A veces parece que los que menos confianza tienen por los mexicanos, son los propios mexicanos.

La decisión de designar a dos técnicos interinos al frente de la Selección Mexicana para los juegos de exhibición, es algo que yo sinceramente esperaba, siguiendo la incongruente forma de operar de nuestros directivos. El negocio siempre estará por encima de cualquier proyecto deportivo, y la valentía para elegir inteligentemente no es común, siempre todos se “avientan la pelotita”.

Estos compromisos son sólo económicos (la barbaridad que cobrarán por los boletos para el México vs. España es de lo más agresivo que he visto en nuestro país en materia de futbol). El cuento ese de “la importancia de estos juegos” es sólo para seguir promoviendo la venta y la emoción prefabricada de la noble afición que no deja de romper el cochinito ni siquiera en los peores tiempos de crisis.

El otro cuento del reconocimiento al “Ojitos” Meza, también se lo sacaron de la manga. Si bien Meza es uno de los entrenadores más exitosos en la historia de nuestro balompié, también lo son Manuel Lapuente, Raúl Cárdenas y Nacho Trelles. Está claro que nuestra (des)organización futbolera ha querido aprender (lo que le conviene) del mercantilismo de las ligas de otros países (a falta de un juego de estrellas, asegurarán aquí su billete). El meollo de todo esto, debía ser la elección de un entrenador con el conocimiento, prestancia, experiencia y estilo, capaz de conducir a nuestro equipo nacional a buen puerto. Capaz de hacerlo trabajar desde el primer minuto en la cancha. Capaz de pelear por los derechos deportivos para que la actividad masiva más importante de nuestro país avance en donde tiene que avanzar, y no sólo en los comerciales y las taquillas. Que pena me da ver que mientras el futbol de los países de nuestra misma zona busca convencer a nuestros entrenadores para llevar las riendas de sus selecciones, nosotros nos sigamos haciendo los desentendidos, esperando el email con el curriculum más “apantallador” para sacarle jugo publicitario. Costa Rica ya le ofreció su Selección a nuestro único técnico Campeón del Mundo (Sub-17) 'Chucho' Ramírez. Honduras busca a dos ó tres de nuestra baraja. El Salvador se desespera tras la salida de Carlos de los Cobos quien los hizo volver a creer en ellos mismos, mientras que el mismo de los Cobos prefirió aceptar la propuesta del futbol estadounidense (en la liga que sí produce jugadores y respeta procesos). Claro que Enrique Meza podría recibir la segunda oportunidad después de la mala experiencia de la década anterior o Efraín Flores serviría mucho trabajando en las Selecciones Nacionales, pero ambos saben que el tiempo que estarán en este equipo ávido de competencia, entrenamiento, filosofía y trabajo serio., no es en serio. Ahora resulta que como nuestra Selección es la que más partidos juega en todo el mundo (ventaja que debíamos de aprovechar en la cancha) entonces hay tiempo de sobra para poner a uno, a otro, y después al bueno. Que triste mentalidad en la que seguimos esperando que nos caiga del cielo el éxito, en lugar de trabajar por lo que queremos. P.D. Le envío un abrazo respetuoso a Enrique Meza, técnico trabajador, decente y exitoso, pero él no debiera ser el principal “homenajeado” para este enfrentamiento ante el Campeón del mundo. Él mejor que nadie sabe que si existe un técnico que merezca reconocimiento (y no necesariamente dirigiendo desde la banca) es su propio maestro don Nacho Trelles, quien este próximo sábado cumplirá 94 años de edad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas