¿Diriges como jugabas?

Es un cuestionamiento común al hablar de un ex jugador en su etapa como Director Técnico, aunque por definición el futbol (asociación) no depende de un solo individuo.

Es un cuestionamiento común al hablar de un ex jugador en su etapa como Director Técnico, aunque por definición el futbol (asociación) no depende de un solo individuo.

Previo a esta Final del Apertura nuevamente llueven las críticas para el técnico de los Tigres por su estilo precavido, siempre al acecho esperando el error del rival (muy felino) antes de explotar las cualidades propias de su equipo o de sus hombres en el campo (sobre todo de media cancha para arriba).

Si entendemos las influencias que existen en el deporte destacamos al “Tuca” como un entrenador netamente mexicano y ese estilo ha sido predominante en nuestro país desde que el brasileño llegó a finales de los años setenta -a pesar de algunas excepciones- y la solidez trasera ha provocado siempre dividendos: Hasta los espectaculares Cruz Azul de los 70, América de los 80 y Necaxa de los 90, cuidaban primero su parte baja (producto de la gran calidad individual de sus zagueros) y el trabajo exhaustivo y milimétrico de entrenadores como Nacho Trelles, Raúl Cárdenas, ”Zurdo“ López, Jorge Vieira y Manolo Lapuente (claro que el poder ofensivo destacó aún más por lo espectacular e implacable de sus delanteros).

Ricardo Ferretti brilló como un hombre de ofensiva y en sus mejores años con los Pumas destacó como un mediocampista de poder que igual definía partidos (o títulos, como en la 90-91) con un “fogonazo” de tiro libre. Quizá por eso hoy vuelve a decir que un gol basta para ser campeón ante el Santos.

Yo no creo que las características mostradas como jugadores deban ser las mismas como entrenadores ya que la ejecución de su trabajo en el campo no refleja necesariamente la visión que pueda tener un entrenador.

Ni Lapuente ni Trelles tuvieron etapas tan memorables como futbolistas sin embargo son emblemas de la Dirección Técnica en nuestro país. Miguel Herrera jugó como defensor lateral (aunque en sus inicios fue delantero), sin embargo su postura desde la banca pretende siempre ofender antes que defender. El “Ojitos” Meza era portero (y casi no jugó como titular), aún así ha demostrado mayor inteligencia y administración de recursos como técnico (reflejado en 4 títulos de Liga) por encima de los “maestros” de la creatividad en el campo como Tomás Boy, Benjamin Galindo o Rubén Omar Romano.

Yo sigo creyendo que hay técnicos buenos y técnicos malos independientemente de los estilos. Lógico, los buenos se acercan más a los objetivos aunque a final de cuentas (o a principio de cuentas) los que ganan y pierden son los jugadores en el terreno de juego y en ese sentido Tigres y Santos tienen hombres de gran calidad y nivel para regalarnos 180 minutos del mejor futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas