oguzman

¿Y si nos gana Honduras?

Martes 12 de Marzo del 2013



Perdón si sueno aguafiestas en esta semana de promoción y sorteos en la Unión Americana, pero no me gustaría que el mal ambiente con el que el público del Estadio Azteca despidió al Tri en su última comparecencia se repita –o aumente- el próximo 26 cuando recibamos a Estados Unidos, si es que llegamos con el raquitico punto con el que nos fuimos a las regaderas el pasado 6 de Febrero.

Esa presión del jugador numero 12 parece no sentarle nada bien a nuestra Selección Nacional.

Dentro de 10 días México visitará a Honduras, -el rival más difícil de esta eliminatoria y que desde esta semana ya trabaja para intentar derrotar a los nuestros-. El juego más importante se acerca y aparece entonces como fantasma la frase trillada -que no por “sobada” deja de ser real-: “El futbol es de momentos”.

Hace unos meses era otro el panorama. Honduras estaba casi eliminada de la posibilidad de asistir a la próxima Copa del Mundo, tras los malos resultados iniciales. En la última fecha de la fase anterior, sólo la victoria los salvaba recibiendo al equipo de la hoja de maple (ya que no había podido vencer ni a Panamá, ni a la misma Canadá). Los Canaleros y Canadienses se enfilaban firmes al Hexagonal Final, pero ahí, en el último juego, cambió la suerte.

Perdón que me vaya un poco más atrás pero debo hacer mención a lo que dio pie a esta salvación catracha.

Hace exactamente un año, ambos representativos (Sub-23) disputaban la final del Preolímpico para asistir a Londres. La historia posterior ya la conocemos: El equipo del “Flaco” hizo la “hombrada” y consiguió el título más importante en la historia de cualquiera de nuestras Selecciones (por encima de la Confederaciones ‘99 y de los títulos Mundiales Sub-17 del 2005 y 2011), y Honduras se aferró a ese oxígeno para su resurrección.

Luis Fernando Suárez estaba en la cuerda floja. En la eliminatoria mundialista inició muy mal y la decisión de asumir los dos compromisos (Selección Mayor y Sub-23) le salvó el pellejo. Honduras ganó su lugar para asistir a Londres y la respuesta de ciertos hombres de confianza le sirvieron de remedio.

Jerry Bengston, fue el refuerzo mayor de 23 años que más llamó la atención para Londres 2012. Dejó en el camino a atacantes experimentados y de más cartel como David Suazo, Carlo Costly, Julio César “Rambo” de León y Walter “Peri” Martínez. Anotó 3 goles en la justa veraniega (incluido el de la victoria sobre España que les dio el histórico pase a la siguiente ronda) y a partir de ese momento no dejó de marcar en los momentos en los que más se le necesitaba.

Bengston se ganó el derecho a ser titular en la Selección Mayor y le anotó a Cuba el gol de la victoria en Septiembre, los 3 que abrieron el ostión en la crucial victoria ante Canadá en Octubre, y el mes pasado, el gol de la victoria ante Estados Unidos que los tiene momentáneamente como líderes de la CONCACAF.

Hoy, yo no veo a ningún rival más complicado para México en este Hexagonal Final que el equipo hondureño. México visitará San Pedro Sula, por la tarde, bajo 38 grados centígrados y sobre todo con un estado de ánimo muy diferente al de su rival.

Después de frustrar la cosecha de puntos en su debut como local ante Jamaica -que antes se sumaban por “default”-, al Tri se le puede empezar a indigestar lo que en la primera fase pintaba para ser “pan comido”.

Por encima de las adversidades típicas de San Pedro Sula, aparece ahora un contrincante con mejor ánimo y mejor entorno (ordenado, motivado y comprometido), gozando del apoyo entregado de una afición eufórica, y de pilón, el cuadro que armó el colombiano Suárez es un equipo sólido y dinámico que difícilmente entregará la plaza el próximo Viernes 22.

El internacional Maynor Figueroa (Wigan de Inglaterra) y Victor Bernardez “Muma” hacen una central difícil de pasar. El joven Juan Carlos García se ganó respeto con su actuación frente a Estados Unidos y sobre todo con el golazo de tijera, aunque ese puesto de lateral izquierdo pudiera estar reservado para otro “europeo” como Emilio Izaguirre (Celtic Glasgow) junto con Arnold Peralta que ha funcionado por la otra banda.

En la media de recuperación, dos huesos muy duros de roer como Boniek García y Luis Garrido (Estrella Roja de Belgrado), ayudados por el jugador más dinámico que tienen, Roger Espinoza (Wigan de Inglaterra) que brilla como un todo terreno.

Como volantes cuentan con la clase de dos olímpicos con picardía como Mario Martínez y Andy Najar (aunque habrá que ver si se recupera de la lesión en el tobillo). Y al frente, el estelar Carlo Costly (que tan bien conoce y ha marcado a los nuestros) además de la figura y talismán, Jerry Bengston (sumando a relevos ansiosos como Jerry Palacios y Roger Rojas).

Luis Fernando Suárez la pasó muy mal hace unos meses, pero tiene la experiencia como para sacarle a todo esto un buen provecho. Y es que sabe que el futbol es de momentos.

México, ha vivido un par de años de ensueño, se ha trabajado bien y sólido, contamos con al menos 18 jugadores que pelean la titularidad en gran nivel, pero si nos gana Honduras mucho me temo que esa nube en la que algunos pudieran empezar a subirse se tornaría gris en el panorama, recordando amargamente que el exceso de confianza es el peor enemigo de los grandes proyectos.

Ojalá que no sea así, porque no me gustaría que esa agrura molesta y enfermiza regrese a hacer de las suyas en un proceso rumbo al mundial.

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios