Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
oguzman

Estilo, empatía y lenguaje

Martes 20 de Agosto del 2013



Para pensar en el éxito dentro del futbol hay que trabajar de manera seria, entrenar y jugar de forma entregada y apasionada, además de vivir comprometidos con su profesión. Pero si no se conectan las piezas, difícilmente se cumplirá el objetivo principal que es por definición este deporte: La asociación.

Para triunfar en una cancha hay que sentirse bien, al fin y al cabo esto empieza y termina siendo un simple juego.

Me alegra ver a dos promesas de nuestro balompié encontrar el buen camino. Los dos, fueron los que nos emocionaron hace ocho años brillando como las estrellas del equipo que sorprendió al mundo. Fueron las estrellas ofensivas que coronaron el primer Campeonato Mundial para nuestra Selección, que aunque haya sido un nivel amateur, igual hizo que todos fincáramos esperanzas.

Carlos Vela y Giovani Dos Santos han dejado atrás la inconstancia e inmadurez futbolística que los hizo ir y venir de un país a otro. Los pocos minutos de juego, los detalles que no terminaban por pulir, las decisiones (en algunos casos de la gente que los manejaba) que no atinaron, las lesiones y la evolución física (de dos adolescentes que se convirtieron ya en adultos) han pasado lo más dificil. Hoy los dos parecen comenzar a consolidar sus carreras en la liga que mejor les va. Este es el séptimo equipo en tres diferentes países para el hijo de Zizinho y el quinto club en dos diferentes ligas para el hermano de Alejandro Vela (referencias que ya no necesitan porque ellos mismos escriben sus nombres con pluma propia).

Ayer me volví a emocionar viendo a Gio. Debutó oficialmente con su nueva escuadra –Villarreal- en el nuevo certamen. Era tan importante como complicado (por ser el primero y de visita en Almería). De principio a fin fue la figura del "Submarillo Amarillo". En el primer tiempo se movió por donde quiso en la ofensiva del cuadro mediterráneo. Condujo, pasó y disparó (un par más de la cuenta, creo) y abrió los ojos de sus nuevos aficionados. Para la segunda mitad explotó como lo mejor del equipo encontrándose con su paisano -Javier Aquino- y terminó marcando un gol, además de dar el pase para otro que significó de la victoria en patio ajeno.

Giovani dos Santos ha demostrado en diferentes momentos -a veces a cuenta gotas- que tiene armas y argumentos de sobra para cambiar el rumbo de un partido, (lo vimos a nivel amateur en un Mundial Sub-17, lo vimos con la Selección Mayor con el golazo del título ante Estados Unidos en la Final de la Copa Oro 2011. Y lo volvimos a ver el año pasado brillando con el modesto Mallorca en donde verdaderamente lo llegaron a adorar como ídolo en muy poco tiempo, y ayer lunes lo volvió a hacer con su nuevo Club de regreso a la Primera División). Yo soy de los que creo firmemente que Giovani tiene capacidad de sobra para convertirse en figura internacional.

Y Carlos Vela volvió al nivel que nos presumió la temporada anterior. La mejor de su carrera. Claramente la Real Sociedad ha sido en donde mejor se ha sentido y por lo tanto en donde mejor ha jugado. Ya debutó con un gol frente al Getafe en la Liga y tres días después dio el pase para otro (golazo de Griezmann hoy martes en la Champions League). Aunque Vela siga resentido contra el Tri, continúa demostrando que ya encontró el camino para sacarle jugo a su carrera profesional, y en una de las mejores ligas del planeta.

Sin exagerar, desvirtuar o mal comparar, hoy me quedo con el dato que salta a la vista. Gio y Vela sí cumplieron con las expectativas que de ellos se esperaban para su debut en esta nueva temporada en España, por encima de lo que pudo hacer en el Barcelona el gran astro Neymar. Sólo un dato de inicio esperando la constancia los haga consolidarse en lo más alto.

Está claro que ni Inglaterra ni Turquía les hizo bien, y hoy aprovechando esas claras coincidencias culturales que unen a los mexicanos con España, ambos aprovechan el mejor contexto para poder anhelar una destacada madurez.

PD. Me tengo que referir necesariamente al tema del momento en nuestra liga. Si Marco Fabián prefiere Qatar que a las Chivas, el futuro será tan incierto como hasta el momento su inconstante carrera profesional. Ojalá respire hondo, profundo, recapacite y deje a un lado cualquier frustración personal anteponiendo su futuro en este deporte que le puede cobrar factura (más allá de los dólares con olor a petróleo).

@guzmanjuegue



Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios