Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
oguzman

No está en chino

Martes 10 de Septiembre del 2013



Restan tres partidos y claramente México se metió en un lío del que ahora debe salir bien librado para no quedarse sin Mundial en Brasil. Debe combatir a su principal enemigo, el miedo, ese pánico escénico (principalmente en casa, en el Estadio Azteca) que inexplicablemente dejó crecer como bola de nieve.

Más allá de planteamientos tácticos, de esquemas previsibles o aburridos, creo que esta crisis ha sido llevada al extremo por un severo problema mental. Un bloqueo que ellos (los integrantes de la Selección Mexicana) fueron creando solos.

Honestamente no me parece que la poca actividad o aparente baja de juego de algunos jugadores (caso "Chicharito", Reyes, Guardado o "Maza" Rodríguez) sea la causante de esta debacle futbolística.

Lamentablemente, al “Chepo” se le acabó la gasolina y debilitó el liderazgo (poco o mucho) que había generado en los primeros 18 meses de su gestión.

También creo que (así como en su momento el incómodo primer título Mundial Sub-17 presionó equivocada e injustificadamente a la Selección Mayor) la medalla de Oro Olímpico pisó callos y levantó ámpulas entre los que no quisieron o pudieron participar de esa gran gesta internacional.

Pero ojo, hoy siguen casi los mismos (sin Vela y Ochoa) de casi todo el proceso y aparentemente son los mejores. No veo por qué elementos de la calidad de Giovani, Aquino, Corona, Salcido, Reyna, “Chaco” o los ya antes mencionados no puedan ahora sacar el barco a flote (o al büey de la barranca).

Luis Fernando Tena ya demostró que pudo con el paquete. Este serio y experimentado entrenador ha triunfado en todo lo que ha hecho (a pesar de que algunos sigan sin darle mérito). A nivel de clubes ya fue 2 veces Campeón (Cruz Azul y Morelia), a nivel de selecciones ya fue Campeón (Panamericanos, Toulon y Juegos Olímpicos), goza de credibilidad, liderazgo y empatía de parte de los jugadores, entonces no veo porque no se enderece el camino comenzando esta misma noche en Columbus.

Esos más de 40 años de no ganar en casa de los norteamericanos no significan nada real sobre el terreno de juego. La mejor posición de puntos del equipo de Klinsman no obliga a pensar que ellos son invencibles. Basta recordar que hace 6 meses este mismo técnico alemán tambaleaba porque tampoco tenía buenos resultados y recibía presión de algunos “muy americanos” a los que no les gustó que incorporara a tantos alemanes-estadounidenses en el equipo.

Con todo respeto, así como los hondureños ganaron valiente y de manera justa el viernes anterior por primera vez en el Estadio Azteca, no veo esa enorme diferencia que algunos quieren ver para que México no festeje hoy en Columbus y después termine calificando (aunque sea de “panzazo”) a la próxima Copa del Mundo.

Por supuesto que no es el mejor escenario. Claro que desde hace años queremos ver un trabajo completo que siempre vaya en ascenso para nuestro equipo nacional, pero sobra reiterar en una fase medio sobada que esto es futbol y todo (lo bueno y lo malo) puede suceder en una cancha de juego.

El futbol es de momentos y no veo por qué el Tri del Flaco hoy no pueda revivir.

Si el mundo se maravilló desde hace mucho tiempo con las milenarias estrategias Sun Tzu con las que los chinos diseñaron sus triunfos en las principales batallas, creo que este martes también podrían adaptarse algunas de ellas en este equipo de futbol.

Esos códigos Sun Tzu que preferían ganar sin enfrentar directamente con las mismas armas a sus enemigos y sobre todo cuidarse de no acorralarlo para no provocarles esa reacción feroz que cualquier guerrero demuestra antes de ser vencido.

Ese último esfuerzo de los que no tienen escapatoria . Muy al estilo de nuestros boxeadores que muchas veces se levantaron con triunfos épicos después de sufrir agonía en peleas que parecían perdidas contra las cuerdas.

Sin exagerar la importancia de este juego -y de los 2 restantes que a fin de cuentas solo se trata de partidos de futbol-, creo que este equipo tal cual, así como está, posee las piezas necesarias para sacudirse esa nube, hacer a un lado el miedo y demostrar que ellos también están para entregarse como guerreros hacia la próxima Copa del Mundo. Total, ya después se verá para qué más les alcanza.

@guzmanjuegue



Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios