Un Tributo a los Valientes

Tres de los mejores jugadores de México, con ganas de triunfar, con DESEOS DE SUPERACIÓN, cosa que le falta a la mayoría de los estrellitas de los equipos mexicanos, están haciendo sus pinitos en...

Tres de los mejores jugadores de México, con ganas de triunfar, con DESEOS DE SUPERACIÓN, cosa que le falta a la mayoría de los estrellitas de los equipos mexicanos, están haciendo sus pinitos en el fútbol español. Si bien es muy pronto para hablar de que van a lograr llegar a las alturas que tocó Hugo Sánchez, están haciendo la lucha por triunfar en la que es, por mucho, la mejor liga del mundo. El caso de Gerardo Torrado debe marcar un precedente en el fútbol mexicano. La justicia deportiva se inclinó del lado de Gerardo, al presentar pruebas contundentes. Afortunadamente, esta nueva administración de la FIFA se ha preocupado más por los jugadores, que son realmente los que hacen el espectáculo. Gracias a este tipo de acciones, podemos tener a un mexicano más jugando en Europa. Que es Segunda División, es cierto. Pero ya quisiéramos que los equipos mexicanos de Primera jugaran con la mitad de ambición que allá. Ojalá Gerardo demuestre que es material de primera y pueda estar el próximo torneo en Primera División. Juan Francisco Palencia ha logrado un fenómeno importante en el Espanyol. Su llegada ha aportado una buena cantidad de billetes verdes en la venta de camisetas con su número. Además, coincidencia o no, los partidos que ha jugado, su equipo los ha ganado. Incluso, el sábado, consiguió su primer gol y creó peligro constante en la meta del Rayo Vallecano. Este es un ejemplo claro de que mientras más continuidad tengan los jugadores en sus equipos van a rendir mejores frutos. Paco está haciendo una labor interesante en una posición que le sienta mejor que la que desempeña en la Selección. Esto debe ser tomado en cuenta por el Vasco Aguirre pues ahora se necesitan goles para calificar a México al Mundial. Esperemos que mantenga su nivel para beneficio de su equipo, pero sobretodo, para que su trabajo trascienda y logre una buena campaña en el fútbol español. Y de Cuauhtémoc Blanco, que más se puede decir. Este hombre ha pasado de enemigo público número uno de todos los equipos, exceptuando obviamente al América, a ídolo local por sus actuaciones en la Selección Nacional. Su lesión, hace ya casi un año, le cambió la vida de manera positiva. Ahora es un jugador más centrado, que piensa más en jugar al fútbol que en estar reclamando y haciendo berrinches. Bien por Cuauhtémoc, que ha luchado contra lesiones, contra sus compañeros, pero más que nadie, contra su técnico, una persona medrosa, que solo piensa en el resultado mediocre, y que increíblemente, no quiere al “Temo” en su equipo. Cuauhtémoc, con sus jugadas, con sus actuaciones, pero sobretodo, con aquello que nos distingue de las mujeres (físicamente), está empezando a demostrar porque se le ha considerado el mejor jugador de México. Esperemos que los tres sigan por buen camino y que logren , junto con Rafa Márquez , poner muy en alto al fútbol mexicano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas