Las “Ratas” de Negro

En esta ocasión me convertiré en uno de esos aficionados que maquinan maquiavélicas conspiraciones para beneficiar a los “dueños del balón” . Hoy seré uno de tantos que creen que todo es culpa o...

En esta ocasión me convertiré en uno de esos aficionados que maquinan maquiavélicas conspiraciones para beneficiar a los “dueños del balón” . Hoy seré uno de tantos que creen que todo es culpa o de la Federación, o de Televisa, o en la mayoría de los casos, del América. Hoy voy a hablar del cáncer del fútbol mundial: el arbitraje. Después de la Copa del Mundo, tenía la necesidad de hablar acerca de las arteras injusticias que cometieron los “colegiados” en la justa. Fue demasiado evidente el marcado favoritismo que recibieron ciertos equipos, para obtener mayores ganancias económicas, por encima de las deportivas. Equipos que debían llegar a instancias definitivas fueron ayudados por los árbitros, y en mayor medida, por los jueces de línea. En un mundial fuera de Asia, y sin la disputa por el poder que se dio en la FIFA, Corea jamás hubiera llegado a semifinales, ni teniendo a Guus Hiddink en el banquillo. El robo de juegos con decisiones ESTÚPIDAS contra Portugal, Italia y sobre todo contra España se debieron no solo a la ineptitud de los asistentes y árbitros enviados por la Comisión de Arbitraje de la FIFA, sino a los intereses que tenía para estos últimos el que Corea llegara a instancias definitivas, cuando no pudieron ayudar al equipo japonés y el mundial perdiera interés en ese país. Otros casos como el de Estados Unidos, a quienes les enviaron para su primer partido al árbitro Byron Moreno de Ecuador, el mismo que pitó el Italia – Corea( ¿¿coincidencia??), se benefician de la siguiente forma: si a los estadounidenses se les vende un equipo de “soccer” triunfador, entonces el país mas consumista del mundo invierte en recursos para el fútbol, y el beneficiado principal es FIFA. Como no acaba de pegar la MLS en el gusto del público gabacho , hay que venderles algo distinto, a ver si les pega esa estrategia. En este caso, se le manda a su partido contra México un árbitro lento y veterano, que si bien puede tener experiencia, no esta para terminar los 90 minutos con una excelente condición física a las 3:30 p.m. . El caso de Brasil va mucho mas allá. Se les ayuda en partidos clave con decisiones que van directamente al marcador. Basta recordar el primer partido contra Turquía , en el cuál el árbitro(coreano por cierto) regala un penal a los brasileños, y después cuando Rivaldo finge una falta mayor a la cometida ni siquiera se le amonesta. Después la misma Comisión revisa el video y dictamina solo una sanción económica, lo cual solo se aplicó en ese caso, por tratarse de uno de los consentidos de FIFA. En su juego con Bélgica, se le anulan dos goles a los “Diablos Rojos” que son completamente legítimos, y no se atreve a expulsar a un brasileño por una entrada artera. Cuando un árbitro les expulsa justamente a un jugador estrella( Felipe Ramos Rizo a Ronaldinho) este es marginado de pitar la final cuando por sus calificaciones lo merecía. El último caso de corrupción arbitral lo sufrimos con la CONMEBOL en todas las participaciones mexicanas en torneos organizados por los sudamericanos, ya sea Copa América, Copa Libertadores o la extinta Copa Merconorte. Arbitrajes tendenciosos como el de Ubaldo Aquino, protegido de Nicolás Léoz en la Federación Paraguaya, que pita una final de Copa América sin tener siquiera el criterio necesario para juzgar jugadas simples, o que pita partidos de semifinal de Copa Libertadores y se saca un penal de la manga, deja de marcar faltas y fueras de lugar del local, y afecta a ambos equipos para el otro partido es solo uno de los casos. También nos encontramos con gente como Ángel Sánchez de Argentina(el árbitro del Corea – Portugal) que expulsa jugadores a diestra y siniestra, ocasionando que los jugadores pierdan la cabeza por no poder protestar esas injusticias, como le sucedió a Joao Pinto, que reaccionó dándole un golpe en el estómago. A los americanistas les pido que se fijen en el árbitro que mandará CONMEBOL, y pongan mucha atención en los siguientes nombres : Gilberto Hidalgo(Perú) , Oscar Ruiz(Colombia) y muy probablemente Ángel Sánchez. Si les toca cualquier árbitro de estos, prepárense para un arbitraje dispar, que favorecerá sin duda a los sudamericanos, pues la CONMEBOL, y la misma FIFA saben que árbitros se prestan para este tipo de situaciones. Los buenos árbitros no se dejan convencer y prefieren no pitar a ser parte de un escándalo. Gente que denunció en su momento presiones “para arbitrar de cierta forma” son los que deberían predominar en el fútbol mundial. Gente como Alí Bujsaim de Emiratos Árabes, Anders Frisk de Suecia, o Edgar Ulises Rangel, que denunció los malos manejos del zar del arbitraje mexicano sin importar las consecuencias, y se ganó el respeto de sus compañeros de profesión y de su mismo presidente hasta el día en que trágicamente falleció. Por el bien del deporte que nos apasiona, nos entretiene, y en algunos casos nos da de comer, esperemos que estas situaciones cambien , pues el fútbol debe ser un espectáculo, no una farsa dirigida por personas que nunca tocaron un balón de fútbol. Fuera los mantenidos por el sistema, y demos paso a la generación que le devolverá la credibilidad a este deporte, en palabras de Luis Omar Tapia, “ el deporte más hermoso del mundo”.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas