Al César lo que es del César, y a Hugo…

Bien dicen que “es de sabios reconocer”. Sin tratar de elevarme a algún otro plano que no sea el de ser humano, reconozco que en este espacio se ha atacado a Hugo Sánchez por sus declaraciones y...

Bien dicen que “es de sabios reconocer”. Sin tratar de elevarme a algún otro plano que no sea el de ser humano, reconozco que en este espacio se ha atacado a Hugo Sánchez por sus declaraciones y muchas veces por no haber logrado nada como técnico y tomar partido en asuntos que realmente no deberían ser de su incumbencia. Es hora de reconocer la labor de Hugo Sánchez al frente de los Pumas de la UNAM, y dar una medida justa a su desempeño en este torneo. Los Pumas se han caracterizado desde hace algunos años por ser un equipo que , a comparación de otros, tiene un plantel modesto. Las grandes glorias de la cantera tienen mucho tiempo de no emerger, a no ser de honrosas excepciones(caso Gerardo Torrado), y le ha costado mucho a esta escuadra el tener un cuadro sólido y equilibrado en todas sus líneas, exceptuando en la portería. Jugadores como Mariano Trujillo, Joaquín Beltrán y Rafael Márquez Lugo - todos extraídos de la cantera universitaria – si bien no son refulgentes estrellas del fútbol nacional, han tenido la responsabilidad de levantar a un equipo que estuvo incluso metido en problemas de descenso, y poco a poco, de la mano de Hugo, se han ido levantando. Cierto es que aún les falta mucho por hacer, pero después de un inicio un tanto titubeante, en el cual se llegó a dudar de la continuidad del personaje en cuestión al frente de la institución que lo vio nacer, se han ido recuperando poco a poco y ya los tenemos de líderes de su grupo. Ahora es turno de Hugo. Se hizo a un lado de la carrera por la selección nacional(sus razones habrá tenido) y desde entonces ha estado un tanto más concentrado en dirigir(que es para lo que le pagan) que en estar declarando acerca de todos los temas que se le ocurrieran o en mentarle la madre a La Volpe o a Romano. Hugo Sánchez ha entendido que para ser un motivador, primero hay que serlo en la grama de un estadio, y después en menor medida, ante las cámaras, y ese excesivo protagonismo ha disminuido(no completamente) para beneficio de los Pumas, pero sobre todas las personas , de él mismo. Una cosa es que se le pida la opinión de lo que pasa en el fútbol mexicano, y otra que empiece a despotricar en contra de los demás solo porque despertó con ganas de hacerlo. Esperemos que esta transformación del mejor jugador mexicano en la historia sea por un buen rato, pues la mentalidad que tiene y la mucha o poca experiencia que tenga serán benéficos para su equipo, y esperemos en un futuro, para la selección mexicana. Será interesante ver el desempeño de los universitarios en el Selectivo Prelibertadores, así como lo será el ver de regreso al Cruz Azul al torneo que le dio fama internacional, y sea esto por el beneficio de nuestro fútbol, que ambas escuadras hagan un excelente papel. Es un gusto poder escribir después de un par de semanas, en las cuales la última aportación perdió actualidad. Les recomiendo exploren todas las posibilidades que ofrece este medio, en concreto esta página, y vean las fechas de las columnas. Muchas gracias a todos los que le dan a estas líneas validez al leerlas, y a los que se meten solo a criticar, también gracias, pues con estas, ya sean buenas, malas o absurdas, sirven de algo a este servidor.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas