Demasiado Depor para Aguirre

Y así mismo lo decía al término del encuentro el ex-selecionador mexicano, después de que su equipo perdiera por dos tantos a cero en tierras gallegas, frente a un Deportivo de la Coruña que se...

Y así mismo lo decía al término del encuentro el ex-selecionador mexicano, después de que su equipo perdiera por dos tantos a cero en tierras gallegas, frente a un Deportivo de la Coruña que se mostró muy ofensivo y superior a Osasuna, sobre todo en la primera parte del choque. Tras esta derrota, el conjunto que dirige Javier Aguirre se aleja de las posiciones europeas, colocándose ya noveno en la tabla, aunque a sólo dos puntos de la sexta plaza que da derecho a participar en la UEFA. Esta vez, los rojillos no dieron la campanada y cedieron en la primera mitad ante la superior calidad deportivista, y ante las decisiones arbitrales en la segunda (para variar), quedando el partido visto para sentencia cuando en el minuto quince del segundo periodo y con dos a cero para el Deportivo, el colegiado no señala una clarísima mano de un defensa gallego en su propia área y un minuto después expulsa con roja directa a Pablo García tras una patada de éste a Valerón, merecedora de no más de una tarjeta amarilla. Y es que parece que los árbitros han apuntado la matrícula del excelente mediocentro uruguayo, al que no le permiten una falta, aunque quizá la culpa la tenga la prensa española globalmente, que se está empeñando en ensuciar la imagen del jugador rojillo semana tras semana, cuando en otros campos se ven cosas increíbles. Pero todo esto no es excusa para la justa victoria del Deportivo que aprovecha así, el controvertido empate del Bernabeu para meterse otra vez en la lucha por el título.

Y es que la primera mitad de los que dirige "Jabo" Irureta fue para enmarcar. El míster del conjunto gallego plantó de salida un once netamente ofensivo, con cuatro hombres en defensa, un pivote por delante en labores únicamente destructoras (y quién mejor que Mauro Silva para esa labor), dos mediapuntas de gran calidad como Fran y Valerón por el centro, con dos rapidísimos extremos por ambas bandas como Luque y Víctor, y un desafortunado Diego Tristán en punta. Los primeros veinte minutos fueron un carrusel de clarísimas ocasiones para el Deportivo, con Fran y Valerón impresionantes en la asistencia y Luque soberbio en la banda izquierda, pero Tristán no tenía su día de cara al gol. El que si lo tenía era Víctor que, en el minuto veintidós, lograría el primer gol de un fuerte disparo raso desde fuera del área tras una buena cesión de cabeza de Tristán. El Osasuna era una sombra del Deportivo que siguió atacando y mostrando un juego de altos quilates, con Valerón a la cabeza. El excelente mediapunta recogió un balón en su campo a ocho minutos del medio tiempo, asistió magistralmente a Luque, que acompañado de Tristán galopaban hacia la portería rojilla en un dos para uno facilísimo, pero el pase del extremo izquierdo al delantero centro resultó algo defectuoso, y digo algo porque en el segundo palo llegaba Víctor para anotarse su segundo gol, empujando el balón a las mallas con la puerta vacía. Justo marcador al descanso.

En la segunda mitad el Osasuna salió a por todas y ya en el primer minuto lograba un gol por medio de Valdo, pero el ex-madridista se encontraba en fuera de juego y el tanto no subió al luminoso. Siguió insistiendo la escuada navarra con un disparo desviado de Muñoz, al que respondió el Deportivo en una clara ocasión que Josetxo deshizo óptimamente cuando Tristán lo tenía todo a su favor. En el minuto 18 llegaría el penalty no señalado para Osasuna y la expulsión de Pablo García, con lo que la moral y las posibilidades rojillas se esfumaban casi por completo. Aguirre sustituía entonces a los dos puntas, Bakayoko y Aloisi, por otros dos de refresco, Webó y Rosado, pero ambos se vieron ya inasistidos ante la inferioridad numérica reinante. Todo quedaba para la puntilla de los gallegos, que no llegó de milagro en varias ocasiones, mientras Osasuna se limitaba a esperar el final del encuentro y hacer borrón y cuenta nueva.

Un borrón y cuenta nueva obligado dado los últimos resultados cosechados por los de "el Vasco", con un único triunfo en las últimas nueve jornadas, si bien han sido los equipos de la zona alta los rivales, siendo éste el único consuelo para los navarros que ahora se las empezarán a ver con los rivales de la zona media-baja de la clasificación, aunque no se prevé que sean mas fáciles dada la apurada situación que viven, por lo cual no regalarán nada y lo darán todo. Así pues, el próximo rival rojillo será el Mallorca, que visitará Pamplona en la decimoquinta posición y con la incorporación del siempre peligroso Eto´o de la Copa de África. Como también podrá contar Aguirre con el hispano-marroquí Moha que vuelve tras caer derrotado con su selección en la final ante Túnez, un ansiado regreso ya que el pequeño extremo zurdo se mostró como uno de los jugadores más desequilibrantes en la primera vuelta del campeonato. Pero no todo serán altas para Aguirre ya que Pablo García estará sancionado, volviendo a carecer "el Vasco" del auténtico cerebro de su esquema. Pues eso, borrón y cuenta nueva.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas