Escuchar el fut por la radio

Soy, amable lector de Medio Tiempo.com, amante de la radio, espero que usted también lo sea.

Soy, amable lector de Medio Tiempo.com, amante de la radio, espero que usted también lo sea. Es un medio de comunicación maravilloso, que a pesar de que en años y años lo han dado por muerto, por los avances tecnológicos, sigue vivo, igual de vivo que siempre. La magia de la radio es bárbara, nos permite imaginar, nos acompaña en cada espacio en el que nos desenvolvamos de nuestra vida, permite hacer otra actividad mientras lo escuchamos, es económico, fácil de transportar… es único. Para los futboleros de corazón, como seguramente lo será usted que me hace el favor de leerme, juega un papel importantísimo en lo que al seguimiento del deporte se refiere. En la Ciudad de México, burlonamente llamada Capital en Movimiento, pasamos horas y horas en el tráfico; ¿cuántas veces nos agarra en el tráfico el horario de un buen partido y ahí está la radio para llevarnos los pormenores del juego? Las distancias que recorremos, en muchas ocasiones nos impiden llegar a casa para ver por la tele un partido, o incluso, para ir al mismo estadio… la radio nos hace un paro. Ya sea en el autoestéreo, o con un pequeño receptor con audífonos en el transporte público… ahí está este particular medio satisfaciendo nuestra pasión. Y, la verdad, es una delicia poder escuchar una buena narración a través de un radio… nuestra cabeza se llena de imágenes y de emociones muy particulares. Creamos todo un encuentro futbolero en nuestra mente, ahí aparece la cancha, los jugadores, el graderío con las porras, muy de acuerdo a lo que nosotros queremos dibujar en nuestras mentes. Confiamos en el comentarista que tiene la titánica labor de darnos elementos para recrear lo que está sucediendo en un estadio en nuestra cabeza. A veces, es una confianza ciega, pues la voz del locutor se transforma en nuestras vivencias. Con ganas, con colaboración de nuestra parte, nos llegamos a sentir dentro de las gradas, nos desconectamos y viajamos, con un deleite único, en muchas ocasiones superior a lo que podríamos ver en la televisión mismo. ¿Cómo no hacer referencia a los segundos que se transforman en una eternidad, al escuchar al narrador diciendo un prolongado, "tirooooooooooooo…¡gol, gol de Pumas!" Además quiero recalcar que en México actualmente, en la televisión abierta no se pueden ver todos los partidos, necesitamos pagar una significativa cantidad de dinero para contratar el sistema satelital de Sky. No está tan fácil. Si nuestro equipo juega fuera y no podemos ir al estadio, y no se programa el juego del equipo de nuestros amores en los canales televisivos gratuitos… ¿qué hacemos?, pues volar con la imaginación en compañía de nuestra radio. Me da nostalgia escuchar partidos por la radio, me recuerda mi infancia, cuando los partidos que se podían ver en la tele eran muy pocos… es toda una deliciosa experiencia, única. El futbol a través de la radio se siente, se vive, se disfruta de una manera tan, pero tan especial, que es prácticamente indescriptible. Desde esta columna un abrazo a todos aquellos que hacen posible que podamos seguir disfrutando nuestro futbol por la radio. Viva la radio, viva el futbol.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas