¿Los árbitros corruptos? ¿Y las pruebas?

Seamos sinceros, los árbitros en varias ocasiones han perjudicado y beneficiado al equipo al que le vamos ¿A poco no?. No hay un sólo club de futbol que nunca haya sido castigado o premiado.

Seamos sinceros, los árbitros en varias ocasiones han perjudicado y beneficiado al equipo al que le vamos ¿A poco no?. No hay un sólo club de futbol que nunca haya sido castigado o premiado por una decisión arbitral.

Por supuesto que hay errores más escandalosos que otros... ¡Cómo olvidar, por ejemplo, la mano de Henry, o el España-Corea del Sur en 2002, o a Joaquín Urrea en el tercer partido de la Final del Pumas-América! El tema es si hay trampas o simples errores humanos.

No me cabe duda, de que con la muy larga historia del futbol mundial hayan existido casos de corrupción, de árbitros vendidos. El ser humano es corruptible. De hecho, se han comprobado algunos trabajos de los hombres de negro en los que a cambio de dinero, han beneficiado a diferentes equipos.

Pero el tema que quiero tocar es el aquí y ahora, es decir, lo que sucede en el arbitraje actual mexicano. ¿Es tramposo, tendencioso, y “chueco”? Un asunto por demás polémico, que se presta a un sinfín de opiniones.

Mucho cuidado, en los medios de comunicación, una cosa es opinar, y otra muy diferente es asegurar. Lo que se dice mediáticamente tiene repercusiones importantes, los que hacen comentarios públicos deben de asumir la responsabilidad de las consecuencias de sus palabras.

He escuchado, de manera tajante que el arbitraje en México es corrupto, así de contundente. Lo han dicho diferentes comunicadores. Me parece justo preguntar ¿Y las pruebas?

Acusar a alguien de corrupto no es cualquier cosa, es atacar su honorabilidad, su ética, y su profesionalismo. Es algo muy delicado, que sin duda alguna atenta directamente contra la reputación de un ser humano.

De los comunicadores que han afirmado que los árbitros, y por lo tanto su comisión son corruptos no he visto ni una sola prueba. Ninguna.

Se manejan sospechas, especulaciones, ejercicios de imaginación… pero ningún argumento contundente, irrefutable. Mal, no se vale.

Por favor, si alguien dice que el arbitraje nacional es corrupto, que lo demuestre. Por el bien de nuestro futbol, por el crecimiento del deporte más popular de México. Si los jueces de los juegos son tramposos, por supuesto que el primer afectado sería el futbol mismo, pues entonces no tendría un nivel de competencia equitativo.

Sí, hay jugadas que sinceramente nos hace sospechar de la honestidad de ciertos árbitros… pero sospechar, ninguna otra cosa mayor a eso.

Podemos hablar de árbitros erráticos, mal preparados, incompetentes, fuera de forma física, etc., pero de ninguna manera eso representa que sean unos corruptos.

Podemos hablar de que el sistema para designar a los árbitros, basado en un muy nombrado ordenador (que por cierto aceptaron los representantes de los clubes mexicanos) no sirve, es errático y no tiene la capacidad de elegir de manera acertada a los jueces para los partidos que se van a jugar, pero no podemos aseverar que exista favoritismo doloso de por medio.

Nos estamos acostumbrando en México a que en los medios de comunicación se puede decir cualquier cosa sin repercusión alguna, incluso si se trata de difamación.

O ¿Podemos aplicar la vieja frase de que “el que calla, otorga”? No, en un entorno de seriedad, por supuesto que no.

Difamar no es parte de la libertad de expresión, de ninguna manera. Es un delito.   Si alguien va a acusar directamente a alguien, que en honor a la verdad lo comprueben.

Finalmente, me parece que también los árbitros o directivos acusados frontalmente de corruptos, deberían de entablar una demanda por ser difamados. Es parte incluso de un ejercicio para fomentar el mismo Estado de Derecho.

¿Usted puede comprobar que el arbitraje es corrupto? O más bien puede asegurar que es incompetente…

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas