Los comentaristas no son las estrellas del Mundial

Es penoso ver cómo varios comentaristas, analistas y demás conductores que cubrirán la ya muy próxima Copa del Mundo se sienten las estrellas del torneo, más que los equipos, los técnicos...

Es penoso ver cómo varios comentaristas, analistas y demás conductores que cubrirán la ya muy próxima Copa del Mundo se sienten las estrellas del torneo, más que los equipos, los técnicos o los jugadores. En la televisión vemos cómo salen imágenes de su partida a Sudáfrica, reportajes desde el aeropuerto… ¡vaya payasada!, ¿eso qué?, no tiene ninguna relevancia. El protagonismo está a la orden, por eso luego se pierden y en vez de cubrir al futbol, se ahogan en puras payasadas desafortunadas. Un poco de humildad por favor señores. Muchos comerciales en la tele, en revistas, periódicos y demás en los que aparecen ellos en primerísimo plano, hambre de fama, protagonismo puro. Eso no pasa en otras partes del mundo, quizá habrá alguna excepción, pero en términos generales no sucede, puesto que saben que se trata de trabajar para el futbol, para los aficionados, no para su ego. Hace algunos días, el colmo, un anuncio de una televisora en un periódico mostraba a un comentarista, el logotipo de la empresa… ¡y ya!, la soberbia en su máxima expresión. Sí, es bueno saber quiénes serán los narradores y analistas de las televisoras, pero en un término secundario, no como lo están manejando. Por eso también, luego se vuelven de lo más agrandados y petulantes, pues piensan que gracias a ellos el Mundial se sigue. Tengo entendido que en SKY existirá la opción de escuchar sólo el sonido ambiente del estadio, sin los comentarios de los autoproclamados expertos del futbol. Una buena elección sin duda. Muchos comentaristas se quieren lucir más que lo que se puedan dar a notar los jugadores en la cancha… ridículo. A varios de estos personajes les interesa más conseguir más fama personal que el que en la cancha se juegue un partido estupendo. Gritan, se hacen los chistosos, platican anécdotas personales… ¿y el futbol?, bien gracias. Medios de comunicación de grandes potencias futbolísticas, viajan en muy pequeños grupos, de manera muy discreta, y, sólo les preocupa el futbol, nada más que eso. Por eso también, en gran parte tienen aficiones muy conocedoras, saben mucho. A nuestros medios de comunicación, les hace falta humildad, mucha humildad, además de ubicación, conocer su papel, saber que le están dando un servicio al público que los sintoniza y que lo que quieren es disfrutar del partido, nada más eso. Bueno, y por eso, en ocasiones nos topamos con estos personajes ya en México, y se pasean con unos aires de grandeza, con una petulancia terrorífica. Llegan a creer que si un Mundial fue bueno, es gracias a sus magníficas aportaciones y puntadas. Un claro problema de la cobertura del Mundial en México, es que sólo se hace con la intención de pegarle a la competencia, en obtener más raiting… y, por lo tanto se olvidan del deporte, del público. Se enfrascan en una lucha por números de audiencia como simple estadística para ponerse como pavorreales, ven a las personas como simples puntitos que se suman uno a uno para dar una cifra. Yo considero que como los árbitros, los comentaristas que pasan desapercibidos ante la grandeza de un juego de futbol, son los mejores. Ellos no lo entienden así, de hecho lo ven de manera contraria. Muy mal. PÉSAME Aprovecho este espacio para externar mi más sincero pésame a Paco Palencia por la sensible pérdida de su señora madre. Estoy seguro que muchísimos de los lectores de Medio Tiempo se unirán a mis deseos de una pronta recuperación para Francisco, su familia y seres queridos. Un fuerte abrazo mi querido "Gatillero".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas