El poco rating de TV Azteca, y otros detalles de la cobertura mundialista

Con tristeza presenciamos que ya hay que decirle adiós a la Copa del Mundo, a ese evento que con ansias y emoción esperamos cada cuatro años, ni hablar, así es la vida. Es momento para...

Con tristeza presenciamos que ya hay que decirle adiós a la Copa del Mundo, a ese evento que con ansias y emoción esperamos cada cuatro años, ni hablar, así es la vida. Es momento para que esta columna de análisis de los medios de comunicación en relación al futbol presente sus conclusiones. El tema del rating sinceramente para mí no debería de tener tanta importancia, pero las televisoras abiertas, Televisa y TV Azteca, se la dan en demasía, por eso me parece oportuno comentar que la empresa de Emilio Azcárraga, hizo pedazos a la de Salinas Pliego. No exagero, en un balance general de programas y transmisiones de partidos, prácticamente doblaron los niveles de audiencia. Una victoria que según la frialdad de los números resultó totalmente clara. Por ahí, los del Ajusco dieron una buena batalla en lo que se refiere a la difusión de los juegos en el Valle de México, no más. Dejando de un lado los numeritos, hay puntos que me gustaría destacar, comentando lo mejor que pude ver por la televisión en este Mundial, espero comparta mis opiniones amable lector de Medio Tiempo, de lo contrario, le reitero mi respeto total a sus muy valiosas opiniones. La mejor cobertura de la Copa del Mundo la hizo FOX Sports Central, 24 horas al día nos mantuvieron oportunamente informados del acontecer mundialista. Ahora sí, "sacaron sus armas", no escatimaron en recursos, pusieron a trabajar de manera exhaustiva a sus personalidades, se preocuparon por cubrir todos los frentes involucrados y nos regalaron un trabajo periodístico sencillamente ejemplar. La mejor polémica la realizaron... ¿quiénes más?, José Ramón Fernández y David Faitelson, una pareja maravillosa, exquisita, sensacional. Sus entregas de Cronómetro en ESPN fueron deliciosas. ¡Qué bien les vino a estos señores separarse de TV Azteca!, dejar a un lado las banderitas mexicanas pintadas en la cara y hablar con plena libertad y conocimiento. Quizá presenciamos los mejores tiempos de un par de destacadísimos figurones del periodismo deportivo. El mejor analista "invitado" en televisión abierta fue Emilio Butragueño, el gran "Buitre" demostró su elegancia que nos regaló en las canchas ahora, en TV Azteca. Comentarios fundamentados, con categoría, con estupendo manejo del castellano. Grande el ex goleador. El mejor conductor de un "show" mundialista resultó ser Javier Alarcón de Televisa. La experiencia sirve, y mucho, y él supo perfectamente como ser en líder en el espacio de en La Jugada. Un muy buen trabajo de moderación, de manejo de tiempos. Un valioso triunfo para Javier, que dejó en claro que si es el responsable editorial de Televisa Deportes es por algo. En lo que se refiere a la narración de los partidos, considero que los mejores fueron claramente la tripleta conformada por Luis García, Cristian Martinolli, y Jorge Campos. Estos tres personajes "sacaron el pecho" por TV Azteca, lograron una sensacional química y marcaron estilo en lo que se refiere a la crónica de un juego combinando conocimiento y humor. El trío debe de ser hoy el máximo orgullo de la televisora del Ajusco. Los mejores reportajes de color los logró Montserrat Olivier de Televisa. La guapa conductora, demostró que para hacer buenas cápsulas extra futbol, se necesita planeación, inteligencia y esfuerzo. Su enfoque para, principalmente mostrarnos la vida salvaje africana resultó muy interesante y divertido. Figura, Olivier fue figura. En lo que se refiere a la comedia incluida en los programas especiales del Mundial, la decisión para decir quién fue el mejor no es sencilla, no por la gran calidad, más bien porque en términos generales resultó mediocre. Mi reconocimiento iría al Compayito de Televisa, esta mano parlanchina nos hizo reír, su creador es un gran comediante, tiene experiencia y muchas tablas. Resultó el más destacable. No quisiera terminar esta columna sin felicitar de manera objetiva, aunque fraternal, al gran trabajo que realizaron mis compañeros de Medio Tiempo, los felicito con todo mi cariño y respeto. Amablemente ellos me invitaron a acompañarlos en la aventura sudafricana, desafortunadamente por motivos personales, y con mucho dolor, no los pude acompañar. Pero con toda sinceridad después de haber visto su gran cobertura aseguro que no les hice falta. Felicidades Medio Tiempo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas