El Presidente agradecido con la Selección

Nunca me ha parecido correcto que el Presidente de México utilice a la Selección Nacional como capital político. Los actos presidenciales no deben de confundir a la opinión pública.

Nunca me ha parecido correcto que el Presidente de México utilice a la Selección Nacional como capital político. Los actos presidenciales no deben de confundir a la opinión pública con asuntos que están alejados de las obligaciones del titular del Ejecutivo.

El deporte no debe de ser un acto de validación de las acciones de la Presidencia de la Nación. A falta de resultados de una administración en beneficios para la población, no considero oportuno que se busquen logos futbolísticos para ganar aceptación popular.

La Selección Nacional, es cierto, representa a México, sin embargo no es parte del Estado, se maneja como lo hace cualquier empresa privada. El Gobierno no tiene nada que ver con el equipo, por lo que no tiene justificación alguna querer, de ninguna manera, relacionar lo que pase con los máximos dirigentes nacionales con el trato al balón que practica el Tri.

Desafortunadamente el país cuenta con un Gobierno lleno de problemas, desatinos y decepciones, independientemente de cuál sea la causa, llámese incapacidad, malicia, falta de unidad, etc. Las cosas no marchan bien en México, por lo que se han buscado diferentes opciones para que la población piense que la situación no está tan mal, auténticas tapaderas que van desde pomposas pachangas, cursis campañas mediáticas y, por supuesto, trepadas al barco del deporte más popular de nuestros connacionales: el futbol.

Este Gobierno “pone un circo y le crecen los enanos”, sencillamente “no la ve”… se apoya en algo y resulta que ese algo es frágil, tanto que parece estar a punto de romperse en mil pedazos. Así está nuestra Selección Nacional, al borde del abismo.

Independientemente de que yo considere al Presidente como una persona valiente, honesta y bien intencionada, no puedo negar que su gestión ha sido, en términos generales, muy desafortunada. Sus intentos de que el público relacione a su Gobierno con la Selección Nacional, más allá de ayudarlo, sólo lo han perjudicado, han contribuido a que su imagen pública se vea más dañada.

Si el Presidente Calderón no lo llega a apreciar, alguien le debería decir que la Selección Nacional es actualmente un desastre, una vergüenza, una pena para la ya de por sí pobre historia de nuestro querido futbol. Como líder de la nación en nada le conviene el estarla pretendiendo relacionar directamente con sus acciones de Gobierno. Sólo logra que el panorama general mexicano sea más obscuro.

Ya pasó con Javier Aguirre, el Gobierno de Calderón le apostó a él y a su equipo, y se fracasó rotundamente en la Copa del Mundo, se presentó un claro retroceso. La imagen del "Vasco" se fue al piso, y en la opinión general se incrementó el desencanto relacionado con todo lo que tiene que ver con las altas esferas del poder en México.

Recientemente, el Presidente Calderón se volvió a unir con la Selección Nacional para mandar un mensaje de unidad y con ganas de que llegue la paz a Ciudad Juárez, previo a un partiducho en contra de Venezuela; incluso el Presidente le agradeció al mal llamado “equipo de todos” por haber ido a jugar a dichas tierras.

Muy mal... ¿Agradecer qué? ¿Por qué? ¿A poco estaban haciendo un acto de caridad? No, por supuesto que no. La cascarita resultó un desastre, apenas se empató, no se demostró nada interesante, y el público, (en un gran número por supuesto que no todos), se portó de manera vergonzosa.

Que el Presidente Calderón haga lo suyo, que son muchísimas cosas, y que la Selección realice lo propio... ambas "organizaciones" están en una profunda crisis, y una no ayuda a la otra, todo lo contrario.

No, en México, en estos momentos, no es nada sano que Gobierno y futbol caminen de la mano, ahora hay mucho que perder y muy poco que ganar... incluso si tenemos un concepto populista.

Alfonso Vera Prendes. alfonso_vera@hotmail.com ponchov@exafm.com ponchovera@nextel.mx.blackberry.com (respuesta inmediata).

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas