Los repetitivos discursos de los entrenadores

Resulta cansado siempre escuchar lo mismo, parece que los entrenadores del futbol tienen un machote, y lo repiten cada vez que tienen un micrófono enfrente. Lo mismo, siempre lo mismo.

Resulta cansado siempre escuchar lo mismo, parece que los entrenadores del futbol tienen un machote, y lo repiten cada vez que tienen un micrófono enfrente. Lo mismo, siempre lo mismo.

Tendrá que ver, por supuesto todo esto con las repetitivas preguntas de los reporteros, pero de todas maneras, los técnicos deben de tener la capacidad para manejar discursos valientes, sinceros, reales, y enriquecedores.

“Para nosotros cada partido es como una Final, y así jugaremos cada encuentro”, “quien esté comprometido con los colores del equipo jugará, y quien no, no”, “nos ha faltado un poco de contundencia y fortuna, por eso no se nos han dado los resultados”, “en este plantel tenemos el talento suficiente para salir adelante”, “nos comprometemos con la afición a que siempre daremos nuestro mejor esfuerzo, nos moriremos en la cancha”, “el resultado no me deja satisfecho, pero nos deja un gran aprendizaje para lo que venga en el torneo”, “el rival en turno tiene un gran equipo, pero nosotros tenemos argumentos para sacar el resultado”, “trabajaremos en la semana para corregir errores”, “estoy orgulloso de mis muchachos porque lo dejaron todo en el campo”, “ya saben que del arbitraje no hablo, pero me parece que ciertas decisiones sí nos perjudicaron”, “yo cuento con el apoyo de la Directiva, pues tenemos un proyecto que pronto dará resultados y estoy tranquilo”, “me siento apenado con la porra porque no jugamos bien, pero sabemos que en breve recibirán las satisfacciones que se merecen”, “no hablo de ningún jugador en particular, pues todos somos un equipo, y por lo tanto sólo puedo hablar del conjunto”, “tuvimos más oportunidades que el rival, la diferencia es que nosotros no supimos concretar”, “ganamos ante un gran equipo que nunca bajó los brazos, eso tiene un mérito muy especial”, “tenemos que olvidar pronto este resultado y concentrarnos en el siguiente partido”, “de acuerdo a lo que hemos jugado, deberíamos estar mejor en la tabla, pero así es el futbol”, “esos asuntos sólo los tratamos de manera interna”, “son cosas del futbol”, “ a veces se gana y otras se pierde, no hay que dramatizar ni sacar de contexto esta derrota, dejamos ir tres puntos, pero pronto se nos darán las cosas”, “nos ganó un gran equipo de futbol, y caímos con la frente en alto”, “no tengo una varita mágica, esto sólo se puede resolver con paciencia y trabajo, mucho trabajo”, “no es que juguemos defensivos, simplemente preparamos los partidos después de haber estudiado meticulosamente al rival”...

¡Qué aburrimiento!, ¡qué tibieza!, ¡qué falta de compromiso!, decir siempre lo mismo para quedar bien, para no entrar en polémica, para no ser cuestionados, para irse por la fácil.

Pocos son los técnicos que en realidad dicen lo que piensan... por ejemplo 'Tuca' Ferretti, que sin importarle que el qué dirán, manifiesta su sentir sin pelos en la lengua, como debe de ser. La mayoría son simplemente unos “quedabien” con todo mundo.

No pasa nada si dicen la verdad, si externan lo que en realidad sucede y ellos como Directores Técnicos pueden comunicar mejor que nadie, pues su posición en el banquillo, como estrategas es privilegiada.

Y, deben de entender los técnicos que no es un tema de prensa, no se trata de complacer a los reporteros, todo debe de ser en beneficio de la afición, para el público que quiere saber más, entender mejor. Las páginas de internet, los periódicos, y los programas de televisión son únicamente un vínculo.

Ni van a asegurar su chamba, ni la van a perder por hablar de manera directa, sin andarse paseando por las ramas. Es un asunto de honestidad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas