Héctor Huerta

El entorno futbolístico de este país necesita de verdaderos periodistas, con todo lo que esto implica: investigación, cuestionamientos, entrevistas, propuestas, datos, información, preparación…

El entorno futbolístico de este país necesita de verdaderos periodistas, con todo lo que esto implica: investigación, cuestionamientos, entrevistas, propuestas, datos, información, preparación… sinceramente existen en México pocos, uno de ellos es Héctor Huerta, a quien actualmente podemos ver en ESPN. Hoy en día podemos encontrarnos con mucho comunicador vedette, que por haber conseguido la fama, tienen a una bola de chalanes que les escriben todo, les consiguen toda la información, y les dicen qué pasó en “x” o “y” evento deportivo para que sepan qué decir. Por otra parte, hay otras figuras públicas que con tal de hacerse amigos de las estrellas deportivas, y así sentirse de moda en diversos núcleos sociales, son capaces de pasársela aventando porras a todos y utilizar a los medios para quedar bien con las altas esferas. Vale la pena también mencionara a aquellos que para poder conseguir un renombre en el medio periodístico, se lanzan a decir todo tipo de acusaciones infundadas, para armar polémicas absurdas y así proyectarse como unos valentones sin miedo, y llamar la atención por rudos. Y por supuesto, están los periodistas grises que sólo defienden su chamba haciendo lo que sus patrones les indican, lo que les obligan  los directivos de los medios de comunicación para los que trabajan. Admiro el trabajo de Héctor Huerta porque es auténtico, y más allá de buscar encontrar la fama y el aplauso, me deja la clara impresión de que está en constante búsqueda de la verdad para entonces beneficiar al deporte mexicano. No le importa quedar bien con nadie, no defiende compromisos, no conoce amigos a la hora de hacer su trabajo, ni por éste busca enemigos. Un ejemplo de periodismo que se guía por la pasión misma de esta profesión, así de sencillo. Huerta, me parece correcto decirlo, es el opuesto del periodista figurín, del que baila en promocionales, se disfraza con motivos de la selección nacional, o del que aparece actuando en un sketch cómico. Dignifica la profesión. Con esa cara de pocos amigos, y porte que bien me podría recordar a la de un malhechor de película gangsteril, Héctor Huerta hace ver claro que  lo más importante en un periodista es el mensaje, el fondo. Él le brinda seriedad al periodismo deportivo, lo aleja de ser un asunto de chunga o lucidez personal, para darle una auténtica relevancia. No es una persona simpática, probablemente carezca de ese ángel natural que muchos poseen, sin embargo, Huerta tiene como carta fuerte su trabajo, su esfuerzo y su ética. Nada como el esfuerzo diario para ganar el respeto del auditorio. En ocasiones, me parece que las burlas constantes que le hace José Ramón Fernández se pasan de la raya, pero eso no le afecta al bigotón periodista, pues lo reitero, sus virtudes no están en caerle bien a todo el mundo; por el contrario, el no engancharse con bromas pesadas le fortalecen, le dan todavía más seriedad a su desempeño en la televisión. Como en todo trabajo público, Héctor Huerta, muy probablemente tendrá muchos detractores y personas que no comulgan con sus ideas y conceptos, por supuesto; él sin embargo se mantiene en su línea, es un convencido de su línea periodística, y no anda cambiando de bandera constantemente. Es un lujo poder presenciar el trabajo de Héctor Huerta, siempre hay que admirar a las personas profesionales, trabajadoras, valientes… y, ¿por qué no decirlo?, con ideales.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas