La chunga de Qatar 2022

¡Qué demonios!, ¿Cómo que Qatar va a ser sede la Copa del mundo en el 2022?, vaya tomada de pelo.

¡Qué demonios!, ¿Cómo que Qatar va a ser sede la Copa del mundo en el 2022?, vaya tomada de pelo.

Es totalmente absurdo que en este 2010 se designe a Qatar como sede del Mundial en el 2022, por más que le busco no hay justificación VÁLIDA. Dinero, una vez más los intereses de la FIFA se rigen exclusivamente por el dinero.

Para mí, una actividad deportiva de atención mundial no debe de poner como principal interés el económico, eso es un asco de nuestros tiempos modernos. La lana, siempre la lana como prioridad, no pienso de ninguna manera sumarme a las tendencias actuales, sin, desde mi humilde trinchera, manifestar mi indignación.

Qatar no tiene argumentos futbolísticos para organizar una Copa del Mundo. No se trata de marginar a nadie, pero tampoco de beneficiar groseramente al que tiene el poderío económico. ¿Qué le ha aportado Qatar al mundo en materia del futbol?, nada.

Los Mundiales deben de ir a países futboleros, que tienen tradición, o que la están construyendo. A los que tienen pasión, interés, afición, raíces.

Sí, es importante que un país que vaya a albergar la Copa del Mundo tenga los recursos económicos necesarios para poder organizarla de una manera efectiva, pero eso es simplemente un “plus”, un extra que a pesar de tener validez, no tiene motivo alguno para ser definitorio.

Si Qatar no le ha aportado nada al futbol, es porque sencillamente no le interesa, no lo siente, no lo vive. Su mentalidad no está casada con los valores de este deporte, no entienden lo que significa en realidad un partido, ven a un balón correr y piensan en cómo sacarle provecho lucrativo.

¿Por qué no darle el mundial a los países que históricamente se han desvivido por este deporte?, ¿a aquellos que han formado jugadores, que mantienen ligas competitivas, y sobre todo a los que tienen una verdadera afición?.

La afición, pobre de nosotros, olvidados, utilizados, ignorados. La FIFA no piensa en el aficionado, en los que nos entregamos a nuestro futbol en cuerpo y en alma, a quienes sufrimos y disfrutamos con este deporte, a quienes invertimos nuestros recursos en él, a quienes le dedicamos gran parte de nuestra vida.

Claro que existen fundamentadas sospechas de corrupción en este organismo para sospechar de esta absurda designación mundialista, pero mientras no existan pruebas contundentes, no podría hacer una denuncia formal. Aunque pienso que tarde o temprano saldrán verdades irrefutables de trampas… ya hay algunas investigaciones que están a punto de destapar la cloaca, pero nada comprobado. Yo, mientras tanto, únicamente sospecho.

La FIFA ha comprobado una vez más su doble mensaje, por una parte defensor del futbol, y por el otro completamente voraz por millones y millones de dólares, euros, o la moneda que sea.

En México ha quedado claro cómo a la FIFA le importa un comino el futbol en sí, por ejemplo, con la manera en la que se lavó las manos en la antirreglamentaria multipropiedad de equipos. En este país se viola el propio reglamento de la máxima organización futbolística, y se hacen ojo de hormiga, para por supuesto, proteger a los grandes negocios.

El poderío de la FIFA es inimaginable, sin embargo, su increíble ambición monetaria, cada vez hace más evidente que es una organización podrida, sucia y ventajosa, que sólo quiere que los aficionados aporten su dinero, utilizando cualquier truco o maña que esté disponible.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas