Más de medios

En general, mis recientes participaciones han intentado ser propositivas. Criticar es muy fácil; proponer no lo es tanto. Por eso, en esta ocasión, aunque parezca crítica, quisiera hacerle algunas...

En general, mis recientes participaciones han intentado ser propositivas. Criticar es muy fácil; proponer no lo es tanto. Por eso, en esta ocasión, aunque parezca crítica, quisiera hacerle algunas sugerencias con el ánimo de que se entiendan como propuestas a los periodistas y que ustedes lectores me ayuden con algunas más.  Sería bueno, para empezar, que muchos de los periodistas conocieran cual es la “finalidad” de los medios de comunicación y se diversificaran entre esa definición. Habrá algunos que no la sepan. Con mucho gusto se las diré a todos aquellos que no se dedican a la comunicación y no tendrían porqué saberla. Según los estudiosos del fenómeno de la comunicación, los medios masivos tienen como finalidad, “informar, orientar, educar y entretener”. Esto no lo digo yo. Está escrito en cualquier libro de comunicación. Es hasta el día de hoy, que no encuentro en México alguien que realmente se ocupe de todos estos conceptos. Veo que encontramos información. Veo que encontramos unos intentos sublimes pero patéticos por entretenernos con cómicos adaptados a los deportes o precarias actuaciones de los mismos comunicadores. Pero de ahí a que alguien nos eduque o nos oriente en lo que se refiere a futbol, creo que aun estamos lejanos.

Alguien se debería de preocupar por educar primero a nuestros comunicadores para que cumplan las demás funciones con la afición y no sólo se dediquen a defender de manera automática lo que los seguidores mexicanos representan argumentando el famosos y trillado “vox pópuli, vox dei”. Nunca veo que se critique a la gente salvo cuando se pelean. Sería bueno también que a los periodistas les dieran clases de lo que es realmente “la entrevista” Sé que las respuestas actuales de los jugadores no les ayudan mucho, pero como el jugador tiene asuntos más importantes dentro de su rol que contestar entrevistas, me parece más obligación del periodismo la diversidad de las preguntas. Cuestionamientos como ¿Qué esperas del próximo partido? deberían ser vetados pues todos sabemos la respuesta. El ¿qué opinas del rival? es una invitación a la intrascendencia en las respuestas tales como “nosotros respetamos a todos” o “ellos son un gran equipo y tienen grandes jugadores”. Aquellos “expertos” de los programas de opinión, sería bueno que en lugar de criticar lo mismo cada semana, hicieran una investigación real de asuntos que todos sabemos que existen. Reportajes sobre cuanto dinero ingresa realmente aun club en una transacción, no serían difíciles de hacer, pero si comprometerían a quien se atreviera a realizarlo. La vida que se dan los directivos junto a sus familiares cuando viajan a los grandes eventos como mundiales, Copa América y demás, sería una buena manera de destapar algunas irregularidades.  Checar a fondo quien es el que hace y decide las contrataciones en equipos como América, Cruz Azul y otros, les libraría a los entrenadores de muchas responsabilidades a la hora de que estos jugadores resultan fiascos. Los puntos sueltos en los “regalos” y demás “buenas intenciones” en las grandes atenciones que tienen algunos clubes como Pachuca con árbitros, reporteros y anexos. Los meses que algunos equipos tienen de retraso en los pagos con sus jugadores y que nadie se atreve a darle seguimiento. Las famosas “chuletas” que algunos periodistas importantes siguen cobrando en muchos clubes grandes. El real trabajo y preparación de los actuales “comisarios” de la federación en los diferentes estadios.  En fin.

Temas sobran y alcanzan para todos. Pero ojo que estos temas no solo deben ser tratados por encima o de manera amarillista. Deberían ser enfocados y aplicados a la búsqueda de contribuir con el futbol. Muchos periodistas no han entendido que si el futbol mejora, su trabajo mejorará. Y tal parece que mientras ellos cobren y aparezcan lo demás pasa  a segundo término. Yo sé que estas propuestas parecen románticas” y muy lejanas a lo posible. Yo no soy reportero ni pretendo ser periodista  y es por eso que no soy el indicado para  llegarle a fondo a estos temas. Pero tampoco siento que soy el “salvador” con una pluma o un micrófono como muchos de los que conocemos y que gozan su imparcialidad. Espero sus propuestas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas