Dichoso futbol mexicano

El futbol seguirá siendo polémico mientras algunas de las reglas y normatividades de cada país sigan siendo tan ambiguas. Se seguirá discutiendo por siempre mientras la FIFA les siga dejando a los...

El futbol seguirá siendo polémico mientras algunas de las reglas y normatividades de cada país sigan siendo tan ambiguas. Se seguirá discutiendo por siempre mientras la FIFA les siga dejando a los árbitros el poder absoluto. Y por supuesto, en México seguiremos siendo parte de esa particularidad en donde el jugador sigue siendo menos importante que los demás involucrados en el futbol profesional, mientras la FIFA siga permitiendo que los directivos mexicanos hagan sus pactos internos para que la ley de libertad del jugador no se aplique como debe ser. Mientras el árbitro no pueda recibir ayuda de la tecnología en los momentos críticos seguirá cometiendo errores incidentales en lo que respecta al resultado en los partidos.

Hay quien asegura que en la final del mundial, el audífono del árbitro central fue pieza fundamental para que el árbitro determinara la expulsión de Zidane, ya que el no pudo observar la acción y fue alguien que contaba con la oportunidad de la repetición y de la disposición de diferentes tomas quien confirmó el cabezazo célebre. Este “secreto” de FIFA le aumenta ese poder a los silbantes en donde ellos parecen estar en un plano superior con tal que no aceptar el uso de algo que muchas creemos necesario. Pero esa es una historia que ya todos conocemos y que hemos defendido o atacado.

Ahora en México empezamos a enfrentar un problema que desviará la atención de los medios de comunicación de otros asuntos no menos importantes. Creo que nadie puede decir que en México no hay racismo. Lo vemos en la división de las clases sociales. Basta con que alguien sea un poco blanco de piel y tengo rasgos más europeos para que la gente crea que esa persona tiene dinero. Basta con que alguien tenga la piel un poco más oscura y sus rasgos sean más mestizos para que sea considerado “naco” .Esto aunque no parezca, también es parte de un racismo que ha existido desde siempre. ¿O es que creen que el racismo es sólo un problema de blanco y negro? Se necesitará que la femexfut tipifique bien cuales son las faltas racistas a juzgar. No es raro que haya muchos jugadores a quienes sus compañeros les llamen “negro” de cariño o simplemente por apodo lo cual es muy común en el futbol. En ese caso llamar a alguien “güero” ¿podría ser usado como racismo? Hay apodos como frijol, mosca, mono que normalmente son adjudicados por el color de piel. ¿No es acaso una muestra de racismo también?

 En mi época era muy común escuchar dentro de la cancha contestar a insultos con la palabra “indio”, sobre todo porque en Pumas estaban Aspe, Memo Vázquez, España, Mauricio Peña, Luis García, Mizrahi y algunos otros, quienes su aspecto era más europeo que el promedio de los futbolistas. Todos en México sabemos que la palabra “naco” no sólo se usa para gente mal educada sino también para gente cuyo color de piel es más oscuro o sus facciones contienen más rasgos de raza indígena mexicana. Es por eso que creo que se debe manejar  con pinzas el reglamento y sus aplicaciones para este tipo de faltas.

Si ya en otras cosas los directivos han tomado decisiones inverosímiles y que se ajustan a su conveniencia, por qué no habrían de inventarse algo para que esto sea más fácil de juzgar. Somos un torneo en donde un dueño puede tener muchos equipos, somos un país en donde a veces el no descenso se arregla con dinero. Somos un futbol en donde puedes usar muchos extranjeros y naturalizados, pero te obligan a usar un jugador menor de 20 años 11 meses. Somos una liga en donde el jugador no puede opinar si quiera acerca de su transferencia a otro equipo. Pero sobre todo y como dije anteriormente, somos un país en donde si eres jugador de futbol, las leyes del trabajo ni las leyes del futbol internacional se aplican cuando terminas tu contrato. ¿Porqué los medios de comunicación no han destapado esa “cloaca” de pactos internos para seguir con la cuasi-esclavitud que viven la mayoría de los futbolistas mexicanos? ¿Será que la gente que manda en los medios de comunicación tiene intereses en que el futbol mexicano siga igual? Nooooo, no lo vayamos a pensar así.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas