Las televisoras

Esta semana, cuando a los que nos gusta el futbol no nos queda más que ver a las ligas europeas, me he quedado pensando una vez más en los medios de comunicación de nuestro país y su importancia...

Esta semana, cuando a los que nos gusta el futbol no nos queda más que ver a las ligas europeas, me he quedado pensando una vez más en los medios de comunicación de nuestro país y su importancia como uno de los ámbitos esenciales del futbol profesional.

Como el 2006 fue año de Mundial, por supuesto que hubo un gasto más que considerable para mantener informado a un país esperanzado y muy mediáticamente necesitado. No fue raro entonces, saber que Televisa fue quien tuvo el estudio más grande de la Copa del Mundo como lo deben haber sido su presupuesto y sus ingresos.

Estoy conciente de que a la gran mayoría de las figuras de los medios, no les gusta que les suceda lo que ellos le hacen a diario a los jugadores entrenadores directivos y árbitros. Es común que el crítico se ofenda al ser criticado o que olvide que él no debería estar exento de la opinión de los demás.

Es por eso que mi comentario será general y si acaso, mencionaré a gente con quien he tendido trato directo o que por algunas otras razones he conocido en algún momento de mi vida; aprovecho para enviarles a todos los mejores deseos para estas fechas y para el próximo año.

La idea de ocupar este espacio en las televisoras se me vino a la cabeza después de leer un fragmento de una entrevista que le hicieron a José Ramón Fernández. Es evidente que en TV Azteca la competencia por lugares de jerarquía ha comenzado. Es notorio que dentro de cuadro les hace falta una cabeza. Muy pocos sabrán la realidad de quienes fueron realmente leales y agradecidos y quienes le cobraron junto con el tiempo el gran poder dictatorial que tuvo a José Ramón Fernández.

Sea como sea, y aunque les duela a algunos, a "Joserra" se le extraña y mucho, sobre todo cuando se ve en algunos el afán desesperado por apropiarse del obligado "antiamericanismo" que  tan inteligentemente manejó José Ramón por tantos años.

Al parecer, por lo que leí, el único realmente agradecido con su exjefe ha sido Faitelson a quien por cierto hoy, a 15 días de que se cumplan 20 años, le agradezco por aquí el haber escrito la mejor nota de lo que fue mi primer gol en Primera División.

Hoy en día, da risa como en unos "Protagonistas" acéfalos, hasta los más antifutboleros de antaño en Azteca, son fanáticos y amantes del futbol en la búsqueda de los lugares de privilegio. A mi entender el reacomodo de poder que tienen en el Ajusco se está manejando por parte de algunos de manera quirúrgica y seguramente habrá cambios en las maneras de trabajar de muchos sobre todo con la llegada de Luis Omar Tapia, cuyo agradable estilo espero que no caiga en las deafortunadas "frases populistas" ni en los "chistes locales" de los que han llenado las transmisiones la ironía y el sarcasmo  de algunos narradores y reporteros de cancha.

Del lado de Televisa, se nota cada vez más la mano de Javier Alarcón quien en Alemania me comentó que leía Medio Tiempo como lo hacen muchos otros personajes de los medios. Si aún es así Javier, te felicito directamente al menos por cumplir en el esfuerzo que hablamos por darle variedad y opciones a la gente que queremos ver más futbol y menos comedia.

Quizás un punto a considerar sería esa exageración característica de los compromisos y del poder económico de Televisa que hace que  cada vez haya más y más gente trabajando, y no puedo evitar pensar que muchas veces es mejor la calidad que la cantidad. Aunque parece que ni con la lección que deberían aprender ya por fin después de un fracaso más del América y su chequera, lo entenderán.

¿Qué diría Emilio si analiza detenidamente las transmisiones de la Liguilla y alcanza a detectar ese deseo ferviente de casi todos por las derrotas de su equipo? Desde hace ya años, en Televisa se volvió lugar recurrente el criticar al América al máximo. Tanto que hasta se les sale de las manos y exponen su "objetividad forzada". ¿Es que acaso creen algunos que al criticar al América o disfrutar sus derrotas desde adentro se ganan la credibilidad que no ganan con sus opiniones?

Ya Lapuente se quejó alguna vez de esto y en ese tema le doy la razón más allá de sus fracasos deportivos de este año. Ojalá y que en el 2007 veamos y escuchemos a todos los medios buscar superarse y seguir avanzando. Eso ayudará a que tengamos mejores aficionados y colaborarán a que el futbol mexicano también avance y se supere. ¿O será que soy yo el único que cree que deberían al menos intentarlo con esa meta en la cabeza?

Opina de esta columna aqui

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas