Fue fracaso o no

Fracaso: falta de éxito

Fracaso: falta de éxito

Hace más de 20 años cuando a mí me tocó jugar en la Selección Sub-20, las cosas eran completamente diferentes a lo que son ahora. En esa época no había ninguna conexión entre lo que era la Selección Sub-17 y lo que era la Sub-20, de hecho, sin afán de presumir, fui el único jugador de esa camada Sub-17 de China 85 que integró la Selección que buscaba calificar al Mundial Sub-20 de Chile 87.

La razón era muy sencilla. El siguiente escalón de selecciones estaba más en la mira de los federativos y el técnico era Jesús del Muro quien había tenido una participación buena con un equipo lleno de jugadores que después serían figuras. El "Abuelo", Becerra, Aspe, Memo Vázquez, Patiño, el "Harlem", Quintero y el "Gallo" García como porteros, el "Chepo", Huerta,  Ambriz, (casi todos ellos, salvo los de Pumas, hasta donde tengo entendido, jugadores pasados de la edad o cachirules).

Y pues así se manejaba nuestra Selección Juvenil en ese momento con el conocimiento de todos (incluidos los periodistas), las razones y argumentos del entrenador nacional eran muy burdos pero quizás con razón. Los demás equipos no llevaban jugadores de la edad y menos en las eliminatorias de CONCACAF.

Creo que no es necesario mencionar que si ahora seguimos pidiendo que se trabaje en fuerzas básicas imagínense lo que era en esa época, aunque yo sigo pensando que nada justificaba las trampas con las que el Profe Del Muro se paraba el cuello por sus resultados. Curiosamente en ese ya lejano 86, después del Mundial también se disputaban la presidencia de la federación el famoso "Billy" Álvarez y el Doctor Rafael del Castillo y la contienda se vislumbraba pareja e incluso peligrosa para la reelección del  Doctor como Presidente.

"Billy" Álvarez no sólo era un candidato fuerte, sino que también era el jefe de esa delegación Sub-20 que participaría en el Premundial de Trinidad y Tobago y supongo que ahí fue donde se fraguó lo que siguió. A escasos dos meses de las eliminatorias, por orden de la Federación se deshizo el grupo que había trabajado durante todo el año (grupo en donde a mí ya me había borrado Del Muro, o al menos no me llevó a una gira a Francia porque las anteriores concentraciones estuve lastimado) En este grupo estaba Missael Espinoza, Jardón, el "Moka" González, y varios jugadores pasados de la edad por mucho.

Si no me creen les aconsejo que vayan a la hemeroteca y busquen principalmente en el diario Esto. A consecuencia de esta orden, Del Muro tuvo que hacer un nuevo grupo, en donde nuevamente fui convocado yo, (que quiero aclarar que nunca fui cachirul en mi vida) y algunos otros jugadores (entre estos algunos que no daban la edad) para formar una Selección al vapor.

De mis compañeros de esa Selección que después jugaron están el "Piojo" Herrera, Sosa, Malibrán, Briones, Aldaco, Islas, y siguieron Huerta y Nacho Herrera (que iban por su tercer Mundial de la categoría) y por supuesto el hijo de Del Muro y uno que decían que era su compadre y que tenía hijos como de 12 años ya y que no jugaba en ningún lado. Lo que siguió era obvio, pero además les cuento que tiempo después,  estando con la Selección Sub-23 en Toulón, Jimmy Goldsmith me confirmó que había órdenes de que no calificáramos y que por eso Del Muro había disfrazado la alineación en el Premundial, haciéndonos jugar a muchos en distintas posiciones o inventando alineaciones, para después señalar en México el fracaso del grupo comandado por "Billy" Álvarez y así sacarlo de la contienda en la Federación.

Y si esto sucedió realmente, el resultado fue el que esperaban. Del Castillo fue reelegido después de nuestro fracaso, aunque nos daban órdenes a la llegada al aeropuerto de que no mencionáramos esa palabra tan fuerte y satanizada, la cual quiero contar que yo desobedecí, porque  para mí sí fue un fracaso no calificar al Mundial.

Les cuento esto a grandes rasgos porque quiero de alguna manera comparar lo que me sucedió a mí con lo que sucede ahora. La diferencia es muy grande. Ya no hay cachirules para empezar y ni de que hablar en cuanto apoyo y preparación.

Hubo muchas expectativas y mucha ilusión con este grupo de Chucho Ramírez, pero en lo personal y para mí, no se tuvo éxito. En pocas palabras se fracasó al no conseguir estar en los primeros cuatro del Mundial como se había planeado y prometido. Nadie se podrá quejar de la preparación o del apoyo que tuvo este grupo, aunque ya sé que no podemos decir "fracaso" sin que se molesten algunos y más cuando en ese grupo están nuestros únicos Campeones del Mundo y jugaron muy buenos partidos.

Yo no sé que piensen ustedes, pero para mí la falta de éxito, como dice el diccionario se llama fracaso y en el deporte nacional es común que se fracase y no pasa nada. Que nadie se alarme. Al final, no es el primero y supongo que no será el último desgraciadamente de nuestro futbol y no estoy atacando a nadie. Pero yo no me quiero conformar simplemente por haber jugado muy bien y no entregar los resultados ¿O ustedes qué opinan?

Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas