Algo sobre José Ramón y también del Mundial de Futbol de Playa

Aunque aún no termino de leerlo, el libro de José Ramón Fernández me pareció muy "suave". En lo personal esperaba un poco más de "color", pero al parecer son tantos los años que abarca su...

Aunque aún no termino de leerlo, el libro de José Ramón Fernández me pareció muy "suave". En lo personal esperaba un poco más de "color", pero al parecer son tantos los años que abarca su autobiografía que algunos eventos trascendentes se tocan de una manera superficial y sin comentar más allá de lo que ya sabemos.

Quiero contar que yo a José Ramón Fernández lo alucinaba de adolescente. Sus comentarios siempre me parecieron muy encaminados a ofender y causar polémica. En mi época de jugador incluso alguna vez me acusó de estar muy nervioso y fallar muchos pases e incluso me siguió achacando pases malos hasta después de haber salido de la cancha y ser alguien más quien los fallaba.

Pero esa misma tarde en Deportv, también habló muy bien de mí y dijo que yo jugaba muy bien y entendí que no tenía que tomarme tan a apecho lo que se decía en la tele, ni lo bueno, ni lo malo.

Quiero decir que hoy, yo soy de los que extraña a José Ramón. Nadie parece tener su capacidad ni su vocación. Los programas de Azteca cada vez son más insípidos y planos y no se ve por donde enderezarán el camino. Salvo Barak (que me cae muy bien) los demás se han estancado en lo que en algún momento lograron con Joserra al frente.

Otros, al contrario, han empeorado en su manera de trabajar y ofrecer periodismo de calidad a los espectadores. Pero eso es otra cosa. El hecho es que a mí me hubiera gustado que José Ramón se hubiera animado a contar más allá de lo que platica, porque él sabe que hay más. A lo mejor sería bueno que alguien diferente hiciera una biografía y contara el otro punto de vista de eventos como los cachirules, las llegadas de Fernando Marcos, Ángel Fernández o Jorge Berry conduciendo Deportv para conocer más a este gran Periodista Deportivo que será muy difícil de remplazar.

Ahora, también sería bueno que algunos de sus colaboradores de antes se atrevieran a hablar lo que dicen detrás de micrófonos y que me ha tocado oír, pero que al hacerlo al aire cambian por cualquier cantidad de halagos y agradecimientos. Supongo que el mismo José Ramón sabe quienes son sus amigos y quienes no lo son. Quienes lo usaron y quienes realmente lo estiman. Quienes lo respetan aún y quienes fueron malagradecidos (porque los hay), ojalá algún día se entere de algunos que le fueron a cantar lealtad en su cara y por atrás le jugaron chueco (porque también los hay y me consta).

Lo que sí, es que nadie puede negar su calidad como Periodista Deportivo y su habilidad para conseguir todo lo que consiguió. En fin, como supongo que es imposible su regreso, sólo me queda enviarle un saludo y mis mejores deseos al gran José Ramón Fernández, aunque la mayor parte de las veces estuve en desacuerdo con él y muchas veces caí en sus polémicas perfectamente prefabricadas.

Pasando a otra cosa un poco más aburrida para algunos, les cuento que la Selección Mexicana de Futbol de Playa está a punto de viajar a Acapulco para la parte final de la preparación antes de salir a Rió de Janeiro para jugar el Mundial.

No ha sido fácil el camino, ni lo será el final de éste. Rusia, Brasil e Islas Salomón serán nuestros rivales en la primera ronda. Si hay algo que odio de mi trabajo es el día de dar la lista final, (el cual es este viernes). Imagínense lo duro que es tener que decirle a alguien que ha trabajado durante un buen tiempo y se ha esforzado al parejo de los demás que no puede cumplir su sueño de ser mundialista.

Créanme, aunque sé que hay entrenadores que no los mueve esto, en lo personal me cuesta trabajo llegar a este día y hacerlo. De cualquier manera no hay opción y la fecha límite para la lista final llega. Como hoy no toqué temas de actualidad, ni me metí con nadie de los directivos ni de los equipos, les pido que me por un momento se pongan en mi lugar y me cuenten de que manera ustedes darían una lista final para un Mundial.

¿Lo harían de manera personal? ¿darían la lista simplemente enfrente de todos? ¿La anunciarían en los medios y ya no hablarían con los que no se quedaron? (como lo hizo Lapuente en el 98) en fin.

Hay muchas maneras de hacerlo y en mi experiencia la hagas como la hagas siempre termina alguien odiándote o maldiciendo. Sin afán de presumir quiero decir que a mí jamás me tocó estar del lado de los relegados y que siempre que fui parte de una Selección tenía la certeza de que estaba en el grupo final al momento de la lista. Supongo que algunos de ustedes tendrán sus propias experiencias y anécdotas en esto de las listas en los equipos. Me gustaría leerlas también.Opina de esta columna aquí

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas