Un partido a veces es como un volado

Yo sé que está en el reglamento de todos los torneos y que es una opción legal, pero de sólo pensar que un volado sea lo que determine si avanzas o no a la siguiente ronda, me pone nervioso. Este...

Yo sé que está en el reglamento de todos los torneos y que es una opción legal, pero de sólo pensar que un volado sea lo que determine si avanzas o no a la siguiente ronda, me pone nervioso. Este caso que se presentó ayer en el Interliga y en donde el Atlas salió beneficiado y el Toluca se tendrá que regresar a su casa con las manos vacías, no es la primera vez que sucede.

Seguramente habrá entre los lectores quien nos pueda informar de manera más documentada, de los equipos que se han beneficiado a través de la historia, con este tipo de sorteo cuando hay empate en todos los criterios, porque de que los ha habido, no me queda la menor duda. Ahora faltará saber si los choriceros podrán ver en la Libertadores al Atlas y pensar que ellos hicieron los mismos méritos que los Zorros pero una moneda y la suerte de quien "cantó" cuando el volado fue realizado, los dejó como simples espectadores de este torneo que cada vez se vuelve más próximo y tangible para los equipos mexicanos.

Y aunque en el papel los equipos que salgan como México 2 y México 3 tendrán que enfrentar desde el inicio tanto a Boca como a River, que normalmente nos eliminan cuando son instancias más cercanas al título, cuando se les enfrenta en rondas iniciales los resultados no son tan malos. Así que esperemos que esta vez los tres equipos mexicanos tengan una digna actuación y nos hagan sentir orgullosos. Aquí la pregunta que se me ocurre sería, ¿si en una Final se enfrentan dos grandes como Cruz Azul y América, el que quede eliminado sufrirá de la misma manera que el que quede eliminado en el otro partido? Todos sabemos que no, pero es un buen caso para analizar y desmenuzar.

Todos sabemos que ni a San Luis ni al Atlas les pasará nada si no califican o si en la Libertadores no les va bien, mientras que del otro lado, ya el equipo que quede eliminado empezará a pagar las consecuencias desde antes que inicie la Liga. Es un poco como el caso de la Selección Nacional y su primer partido en el 2008. Si el equipo de Hugo le llegara a ganar a los gringos (aquí el técnico nacional hubiera dicho "llegase" y aunque es correcta la conjugación, yo supongo que ya son muchos años como para que se le pegue de regreso la manera de hablar que tenemos de este lado del Atlántico, ¿no?), el camino hasta el Preolímpico sería mucho más tranquilo en cuanto la presión de la prensa que sí se pierde.

Ya nos hace falta a los mexicanos sentir de nuevo lo que es ganarle a Estados Unidos en su casa y ni se diga de lo que disfrutarían los paisanos que viven al norte de nuestra frontera si esto se llega a dar. Pero por otro lado si se volviera a perder, no tardarían más de dos horas en empezar a salir todos los críticos y enemigos del técnico nacional que ya todo mundo conoce, y al final quienes van a pagar parte de los platos rotos serán los jugadores que integren la Selección que busca el lugar en los Juegos Olímpicos.

Y aunque un partido no es igual que un volado, todo se resume a veces a un solo día en donde no siempre los jugadores que son quienes llevan a acabo las cosas en la cancha, salen en su mejor día y pese a un buen planteamiento táctico (que aquí no he dicho que el de Hugo lo sea o no lo sea) no consiguen llevarlo a buen término y el partido se termina perdiendo y el futuro se vuelve opuesto totalmente a lo que hubiera sido con una victoria. Es por eso que desde unas semanas antes les pido que no mezclemos lo que pase ese día con lo que venga de Eliminatorias Olímpicas, a menos que sea aprovechado para aspectos positivos en lo que siga con el futbol mexicano. De esa forma podremos contribuir a quitar un poco la presión de los chavos y creanme cuando la presión es menor, el jugador mexicano rinde más.

Así que empecemos a jugar nuestros partidos y apoyemos a los equipos mexicanos que califiquen a la Libertadores, a al Selección Mayor en sus amistosos y a la Preolímpica para que alcance sus metas. Ya más adelante les pediré también su apoyo tanto para la Selección de Playa como para la de Futsal en sus Eliminatorias Mundialistas. Pero por el momento, eso es harina de otro costal y será bueno que en 12 meses podamos hablar de un buen 2008 en su totalidad. ¿O no les gustaría?

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas