Lo que sigue ya lo conocemos

Ya todos sabemos que Hugo Sánchez quedó fuera. Ahora la pregunta obligada es quién será el nuevo entrenador de la Selección. En mi juicio, Aguirre es quien tiene el peso, la capacidad y la...

Ya todos sabemos que Hugo Sánchez quedó fuera. Ahora la pregunta obligada es quién será el nuevo entrenador de la Selección. En mi juicio, Aguirre es quien tiene el peso, la capacidad y la experiencia para retomar su puesto como seleccionador nacional. Todos los demás quedarían como "supuestos" y ni Lapuente ni La Volpe contarían con la aprobación general.

Otro que tiene ya la experiencia y que parece no salirse del libreto de lo que piden los dueños es Pekerman. Quizás a él lo que le falla es que personalidad se presta más a que le fabriquen notas que a darlas y a la prensa le gusta menos tener que inventar que tener que acomodar, sobre todo por la falta de creatividad. Pero de lo que sí podemos estar seguros es que en varias semanas veremos ya las críticas eternas de algunos, como el pesimismo permanente de otros y cada día que pase, la destitución de Hugo se irá volviendo algo menos importante que cualquier otro evento, casi tanto que parecerá ridículo la cobertura que hubo del que podría llamarse cónclave futbolístico.

Y es que lo que quiero decir con esto es que hasta hoy no hay quien resista en el puesto a tener una derrota o una mala actuación sin que inmediatamente se quiera cambiar de su lugar o sin que algún periodista salga y diga "ya ven, se los dije". Historia que se repite más allá de quién y quiénes sean los responsables. Y como esto ya lo hemos vivido, por favor que ya nadie se sorprenda cuando empiecen las campañas en pro y en contra de los posibles candidatos. O cuando el que parecía el "ideal" semanas después se vuelva el enemigo futbolístico número uno de este país. Y todo esto en base a lo que conteste y a la manera que se lleve con algunos medios y eso sin tener que contar el tipo de juego que desarrolle a la Selección en ese entonces.

Algo que ustedes saben muy bien y que guardando las proporciones  (que son muy desproporcionadas) estoy viviendo yo con algunas de las personas involucradas en el futsal (futbol sala). Y perdonen que me salte tan bruscamente en el tema, pero no sale del mismo contexto el hecho de que sin haber siquiera jugado, no digo yo perdido, sino jugado un encuentro como seleccionador de futsal, ya haya quien me critique simplemente por no estar de acuerdo con lo que ellos creen que sería lo mejor para el futsal de este país. Algo que en todos estos años no ha funcionado, pero que la gente que lleva ahí la mitad de su vida, no han podido detectar.

Es por eso que aprovecho hoy que llegué a Granada, España y que estoy sufriendo por el cambio de horario para observar la Copa Intercontinental de este deporte que cada vez me gusta más y que me servirá como una referencia para saber qué tan lejos estamos los mexicanos del nivel más alto que hay en el mundo, que es el que tienen tanto los españoles como los brasileños. Ya supimos que en el futbol de playa nuestras características se prestan para estar en los primeros lugares, o al menos así lo hicimos parecer el año pasado, y la próxima semana podré contarles en donde creo yo que estamos parados en comparación con las potencias de esta modalidad.

Por su parte, los seleccionados de playa terminan esta semana su etapa de preselección y el viernes sabrán quiénes son los 12 de la lista final que tendrán en sus pies descalzos el compromiso de calificar a la Copa del Mundo de Marsella. Sé que esto, hay a quien no le interesa nada, pero aquí mi pregunta para ustedes como aficionados es si vale la pena decirle a los jugadores que calificar ahora es una obligación, o si tratar de suavizar el término buscando no presionarlos.

Ya la semana que viene les contaré qué opino yo y podremos debatir acerca de sus mensajes porque estaremos a unas horas de empezar el Premundial y tendré que desentenderme de todas estas cuestiones tan pero tan interesantes que implicaron los cambios de técnico de la Mayor.

Nos vemos el próximo jueves y espero entiendan que me debo desconectar de todo esto por lo menos hasta después de que se consiga el boleto al Mundial. Así que no podré opinar de todos los chismes y rumores que se vayan publicando. Espero que los disfruten y se diviertan con ellos, pero por favor no los crean a rajatabla.Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas