¿De quién es la culpa en el América?

Cuando las cosas en un equipo van mal, todos sabemos que el primer culpable es el entrenador. Después se pasa a los jugadores y en muy raras ocasiones se culpa a los directivos.

Cuando las cosas en un equipo van mal, todos sabemos que el primer culpable es el entrenador. Después se pasa a los jugadores y en muy raras ocasiones se culpa a los directivos.

Hay veces que el entrenador que se contrata no tiene el chance de armar el equipo y lo único que le queda es intentar rearmar lo que le dejaron. Hay veces que el que llega es quien deshace lo poco o mucho que aún quedaba y lo hunde más.

Hay veces que el entrenador por muy bueno que sea no tiene elementos para trabajar. Hay veces que aunque la prensa infle a un jugador por tener un buen partido, la realidad es que ese jugador no tiene el nivel para ser titular en un club de Primera División.

Y si cuando eres entrenador no tienes un buen grupo de jugadores, entonces lo que se necesita es ser mago y tener muchas semanas para trabajar a ver si así se compone algo. Pero cuando ni con todo el tiempo del mundo se arregla, entonces hay que buscar culpables más profundo. En mi parecer no creo que el problema del América sea algo de sólo esta temporada, la gente que ha trabajado ahí por años también debe de tener su parte de culpa supongo yo.

Me imagino que lo deteriorado que tiene a uno de los equipos más grandes de México parte de hace muchos años en donde a lo mejor los que estuvieron y pasaron no les interesaba crear una estructura y una base y simplemente aprovecharon el momento de "poder" que tuvieron cuando estuvieron ahí.

Aquella famosa mística de la que habla Reinoso todos los días y que no creo que haya sido creada por él sino por muchos junto con él, dejó de ser algo tangible desde hace muchos años. La cantidad de jugadores con otra formación que pasaban por el club fue haciendo que los jóvenes que se iban formando ahí no tuvieran los mejores ejemplos y ese punto se fue desdibujando hasta llegar a donde están hoy, en donde el América actualmente no tiene nada de equipo grande. Con un plantel lleno de gente que en otros equipos no sería titular, cuando en otras épocas cualquier jugador que salía de América era inmediatamente codiciado por otros equipos creo que no se puede espantar ni ganarle a nadie.

Creo que ya comenté una vez que cuando dirigí la Segunda de Ascenso de Atlante y me tocó jugar contra el América me di cuenta del poco respeto que había ya por las diferentes categorías del equipo de Coapa y como ya no impresionaban a nadie ni eran tan superiores como cuando me tocó a mi ser parte de esa etapa en donde siempre quedé Campeón, esto fue haciendo que la cantera de otros equipos  recuperara terreno y los rebasara.

¿A quién le va a espantar jugar contra un América lleno de jugadores a quienes mientras fui jugador de Fuerzas Básicas les gané cada vez que nos enfrentamos? De eso, créanme, no tiene la culpa ni Cañedo ni Portilla ni Romano. De lo que si tienen culpa es de que no han sabido por dónde corregir algo y el equipo sigue en picada para beneplácito de todos aquellos que no le van al América y que lógicamente lo odian. Yo no me imagino en otros países que alguno de los equipos grandes tenga este tipo de crisis y si alguien sabe de alguna similar y reciente (no vayan a salir que en los 30';s pasó algo parecido) compártanla para  conocerla.

En el caso de Rubén Romano es una pena que haya tenido la mala suerte de juntar el peor momento del América con su peor momento como entrenador. Como lo conozco bien sé que esto lo asimilará en algún momento y llegará alguna otra oportunidad de demostrar que en realidad no es tan malo como parece serlo hoy. Para los directivos no es una tarea fácil y lo que viene es una reestructuración a fondo.

Algo sí es un hecho, más abajo no se puede estar y lo único que sigue es mejoría. A menos que se cometiera el error de traer a gente que ya ha demostrado que tampoco sabe por dónde. De la gente de futbol, habrá quien diga que éste es el mejor momento de llegar al América ya que peor que esto no se puede y cualquier cosa hacia arriba y que es muy probable suceda, será motivo de colgarle medallas y mérito a quien tenga la suerte de ser nombrado responsable. Supongo que si se sabe escoger tan difícil no debe de ser conseguir mejorar lo de ahora.

Ahí tienen a Vergara y sus excentricidades, y que sin saber nada pero nada de futbol, al menos hoy puede reírse a carcajadas pues se combinó que sus Chivas estuvieran en la parte alta de la tabla en esta debacle americanista. Aquí haré mención de algo que herirá a varios, pero analícenlo. Yo supongo que en Chivas no debe de ser tan fácil hacerse rico de la noche a la mañana, algo que si sucede y ha sucedido en los últimos años en Coapa. ¿O cómo ven?

Por cierto felicidades a todos en  Pachuca. Ojalá y esta vez les vaya mejor.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas