Puntos para analizar

Como siempre sucede cuando hay una lista de seleccionados, no faltan los que consideran ser mejores o estar más enterados de cómo hacer la Selección idónea para nuestro país y surgen las críticas...

Como siempre sucede cuando hay una lista de seleccionados, no faltan los que consideran ser mejores o estar más enterados de cómo hacer la Selección idónea para nuestro país y surgen las críticas y los comentarios.

En una época en donde supuestamente no es  tan difícil hacer una lista ya que muchos de esos jugadores están en Europa y los mexicanos, según algunos,  no nos podemos dar el lujo de no considerar como seleccionados a los jugadores en el extranjero, la decisión de dejar fuera a varios de los que juegan allá ya fue motivo de cuestionamientos como si fuera obligación que al estar jugando en Europa te llamen aunque no estés en tu mejor nivel.

Como decía la semana pasada tuve oportunidad de ver  los entrenamientos de Eriksson y vaya que han sido diferentes a lo que normalmente estamos acostumbrados en México siendo la duración y la intensidad  las principales diferencias. No sé si ya lo comenté antes, pero el técnico sueco tiene un libro en donde le da una prioridad al aspecto mental y ahora si puedo decirles con certeza porque ya lo hablé con él, que sigue en esa y yo pude decirle que en mi opinión, lo que le hace falta a México para seguir ascendiendo es un poco más de mentalidad competitiva.

A los que tengan posibilidad de conseguirlo y entiendan inglés, se los recomiendo mucho. El libro se llama Sven-Göran Eriksson on soccer, with Willi Railo. Este último un gran Psicólogo Deportivo que trabajó con muchísimos atletas Campeones Olímpicos y que aporta grandes ejemplos de cómo un jugador puede crecer o caer en su rendimiento por el aspecto mental. Pero como ya dije, también todo pasará a ubicarse después del partido contra Honduras. Si México gana, algunos querrán poner en el cielo a muchos de los que participen en ese partido. Si no lo hace con claridad, empezarán a encender la hoguera en donde intentarán quemar desde los directivos hasta los utileros durante toda la Eliminatoria. Algo que todos ya sabemos.

Pasando a otra cosa quiero mandar un abrazo y mis mejores deseos a la familia y a Carlos Sánchez por lo que pasó con él. Son estas historias que a veces suceden y que le deben recordar a la gente que los futbolistas son personas como cualquier otra y que tienen gente a su lado que sufre también con lo que sucede con ellos. 

Ojalá y pronto las noticias que sigan sean buenas y que Carlos supere este momento, al parecer lo que le sucedió no tiene nada que ver con que sea futbolista, pero esto debe de servir para que los equipos estén preparados y gasten un poco en tener esas precauciones que se deben de tener y que muchos ni siquiera consideran o que lo ponen de lado porque lo califican como un gasto que muy pocas veces será justificado. En México hemos crecido en muchas cosas, pero aún hace falta que pasemos a ser de primer mundo hablando de prevención y les puedo asegurar que casi ninguno de los equipos de Primera División y no digamos los de más abajo han considerado estar preparados para un caso de emergencia.

Y ya para terminar, leía los reclamos y las quejas de la gente de Monterrey en relación al arbitraje. Aquí como no estoy tan enterado muy bien de cómo estuvo todo, no voy a tomar partido a favor de nadie, pero quiero comentar algo que creo que a veces pasa para que ustedes lo analicen y me cuenten sus conclusiones.

Es muy común que cuando se pierde se le eche la culpa al arbitraje, es una constante que va aumentando en proporción a l nivel de competencia, entonces, creo que entre más malo sea el equipo y más bajo el nivel en donde juega, la culpa de los árbitros es mayor, es decir, un equipo amateur es muy normal que siempre que pierda la culpa será de los arbitrajes y habrá quien diga que también en el futbol profesional es así. ¿Pero qué pasa cuando se tiene razón y las quejas son auténticas? ¿No les parece muy barato descalificar una queja simplemente diciendo que lo que se intenta es justificar el mal resultado?

A mí sí, pero creo que es algo que siempre sucede. Aquí entonces la pregunta sería ¿es que nunca una queja es objetiva? Yo creo que sí y que hay muchas y muy valiosas que se desechan simplemente por lo que dije antes. Entonces yo les aconsejaría a los que quieran quejarse de algo que lo hagan después de que ganan un partido, a ver si así al menos merece un mejor análisis de parte de la gente involucrada. Algo que no creo que pase, pero que vale la pena mencionarlo. ¿O ustedes qué opinan?Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas