Algo de provecho debe haber

Como sucede con todo en la vida, siempre habrá diferentes maneras de ver y analizar un mismo evento. Lo más fácil, sin embargo, siempre ha sido encontrar el lado negativo y como ya lo he venido...

Como sucede con todo en la vida, siempre habrá diferentes maneras de ver y analizar un mismo evento. Lo más fácil, sin embargo, siempre ha sido encontrar el lado negativo y como ya lo he venido diciendo en este país la prensa deportiva ha tomado ese rumbo. Es cierto que también hay veces que uno tiene que buscar mucho para que el lado positivo aparezca y de todas maneras hacerlo parece justificación más que cualquier otra cosa.

Y si bien el partido de ayer de la Selección es algo que muy bien pudo no haber pasado y nadie hubiera dicho nada, por supuesto que tiene sus aspectos positivos. En primer lugar debe estar lo económico supongo. Que México juegue en el país del Norte es una fuente de ingresos que ha ayudado a que las cosas en nuestro futbol sean más sencillas. Y aunque a lo mejor no sabemos del todo en dónde se usa ese dinero que se genera allí y que sí es mucho, yo puedo decir que muchas de las cosas que ha recibido el futbol de playa sale por ahí. Hasta el presupuesto del año que viene, no se consideraba a las modalidades como algo importante y cada gira y cada viático de los jugadores se iba buscando en los ingresos que tiene la Selección por el lado de los juegos amistosos.

Esto yo sé que a muchos de ustedes no les interesa o ni lo toman en cuenta, pero para mí el hecho de que se juegue y se gane dinero es positivo. Es verdad que esta no es la Selección, aunque también es verdad que a veces de un partido así un técnico puede aprender mucho. Todos sabemos de jugadores que no son de Selección por más que en sus equipos sean los mejores. Tenemos además el caso de que Eriksson no conoce a todos por el tiempo que lleva y ésta se convierte en una oportunidad de seguir aprendiendo.

Para muchos el partido de ayer sirve para timar a los aficionados mexicanos de por allá, cosa que se me hace muy difícil porque la gente que paga esas cantidades para ir a ver a México conoce muy bien quiénes son los supuestos titulares de la Selección y no creo que nadie llegue al estadio sin saber quiénes son los que van a jugar. Yo discutía con mi Papá en relación a los "llamados" y le decía que pensara si alguno de esos pudiera ser un hijo suyo o un nieto. El estar llamado a la Selección gracias a que no es fecha FIFA y que algunos equipos tienen participación en otros torneos sea como sea es la oportunidad de oro para muchos y el futbolista también vive de este tipo de fortuna.

El que le haya llenado el ojo al entrenador seguramente tendrá en algún momento otra oportunidad y quizás lo haga ya jugando con los de jerarquía del Tricolor. ¿O no es así que apareció Torrado por ejemplo? ¿O Gonzalo Pineda y Joaquín del Olmo? Entonces ahí tendremos que pensar que el resultado es importante pero no como para matarse por una derrota. Nadie nos dice que esta derrota no será quien le dé a Eriksson la pauta para entender eso que aun parece faltarle en conexión con el tipo de juego mexicano y que de ahí surja un estilo que ayude a superar los partidos fuera de casa que se vienen en la Eliminatoria.

Y la verdad es que al decir esto no busco convencer a nadie, es simplemente que con lo que he aprendido en lo que me ha tocado vivir como DT, me gusta ahora ponerme en los pies de los que están dentro y sé que aún en el peor de los escenarios se pueden sacar cosas de provecho y no quería que ustedes no lo considerarán a la hora de su análisis. Estoy seguro que las críticas lloverán por todos lados en los medios y que no hace falta la mía. ¿O será que como ahora he intentado ver los partidos en lugares en donde no se escucha lo que dicen en la tele "los que saben o dicen saber" he podido ver los juegos más tranquilo y no me doy cuenta de tantas cosas que sólo ellos descubren?

Ninguno de nosotros, si fuéramos directivos en la Federación Mexicana dejaríamos escapar una oportunidad de ganar dinero argumentando que no es fecha FIFA o que no podemos jugar porque los jugadores de varios equipos no pueden ser convocados. Ni siquiera los que hoy hacen tanto ruido por eso. Pero es muy fácil atacar cuando nadie se cuestiona lo que ese crítico haría en una posición similar. Estas posturas me hacen pensar en lo mucho que se parece, en cómo los Diputados destrozaron esta semana a los del Gabinete de Seguridad como si ellos hicieran realmente algo por el país, diferente a enriquecerse con sus Reformas para ganar mejores sueldos. Así de mal estamos también en nuestro futbol a la hora de los análisis.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas