Quejas contra América y Chivas

La verdad es que supongo que sólo pasa en nuestra Liga. Tener a los dos equipos más grandes en la parte baja de la Tabla no debe ser algo que se vea muy seguido en otros lugares.

La verdad es que supongo que sólo pasa en nuestra Liga. Tener a los dos equipos más grandes en la parte baja de la Tabla no debe ser algo que se vea muy seguido en otros lugares.

El 29% de Chivas y el 38% de América, hablando de rendimiento, es una muestra clara de que en México el futbol no es algo que funcione bien.

Hace unos meses cuando el equipo de Coapa estaba en los lugares que hoy ocupan las Chivas, su dueño se burlaba sin cesar de los americanistas. Hoy las burlas no son a la inversa ya que los de amarillo tampoco pueden burlarse de nadie con los resultados obtenidos. Y lo peor parece ser que estos equipos grandes pueden disfrutar de una victoria sufrida y ante cualquiera, como si fueran un equipo de los recién ascendidos.

Es verdad que en Chivas podrían argumentar que los procesos de jóvenes van haciendo que sus Temporadas sean distintas ya que han ido debutando jugadores al por mayor y le han dado fortaleza a sus Fuerzas Básicas. Pero también es verdad que la gente que sigue a Chivas no debería merecer este tipo de Temporadas por mucho que a su Comité Directivo le parezca el camino a seguir.

Hoy me pregunto que tan lejos estarán de ser el mejor equipo del mundo cuando ni siquiera han podido ser el mejor equipo de México sin discusiones. Por curiosidad  y en esta cosa de checar números, me metí a ver las Tablas de Porcentajes. Y vuelvo a caer en la misma de hace tiempo.

Yo no se si ustedes sepan en cuantos otros países existan estas reglas internas para determinar los descensos. Y si bien se supone que con eso se buscaba que los equipos recién ascendidos se reforzaran mejor e invirtieran en vez de estar teniendo Temporadas de subir y bajar constantemente, más bien se ha usado como protección para los errores que comenten los de pantalón largo al frente de los equipos grandes o de tradición.

Así que como lo decía yo hace varias semanas y que mucha gente no lo entendió, a mí este Torneo en donde el superlíder es un equipo que incluso tiene un partido menos y donde las grandes figuras ya no existen, me sigue pareciendo un Torneo sin condimento y eso que ya vamos a la mitad.

Imagínense que el Clásico fuera esta semana con los equipos en el lugar que tienen hoy. Ya se que en los medios veríamos la famosa frase de "Un Clásico es diferente a todo", y que muchos se dejarían engañar por esa promoción.

Pero ahora imagínense a un extranjero llegando a México y que se le diga que el  partido más importante del Torneo es entre los equipos que ocupan el lugar 10 y 17. No creo que sería algo para presumir de nuestra Liga y de nuestra competitividad.

Pero así como el Torneo pasado el América ganó un partido y ya querían a Luna para la Selección Nacional, seguramente la gente encontrará un pretexto para disfrazar la pésima Temporada en Chivas y cantar y saltar como si se fuera campeón de la Champions.

Esas son ahora las ventajas de jugar dos Torneos. A mi que me perdonen pero me parece una falta de respeto a la gente lo que sucede en estos dos equipos... Pero aquí viene mi pregunta de hoy de las que sé que le molestan a muchos. ¿Será que la gente recibe lo que se merece? ¿O será que el Torneo es así de malo como consecuencia de que los aficionados son así de malos? 

Hay pocos lugares en el mundo donde el futbol se ve en silencio por lapsos largos y uno de ellos es México. Y así como la gente puede ir al estadio y no echar una sola porra, así también la gente puede ver perder y perder a su equipo y no decir nada.

Y si en este país no podemos unirnos contra la inseguridad y vencerla, que es algo realmente trascendente e importante y que nos afecta a todos, mucho menos vamos a poder hacer algo para exigir un mejor futbol.

Así como los mexicanos en general nos pasamos por el arco del triunfo las reglas de tránsito, por ejemplo, así se pasan la gente responsable lo que sentimos o pensamos en cuanto a nuestra afición a un equipo.

Esta pasividad  y manera de conformarnos va muy dentro de la sangre de la mayoría. Y los pocos que si quieren hacer algo, se quedan solos y simplemente les toca ver como cada vez nuestro Torneo tiene menos sabor. Y si no, chequen a los equipos del norte que siguen llenando sus estadios sin ganar nada. Y eso que ahora ya se puede jugar dos Torneos al mismo tiempo.

Pero si los equipos grandes se pueden volver mediocres y nadie hace nada que sirva, imagínense lo que pueden hacer los demás. ¿Les parece congruente que sucedan estas cosas? A mi no.

Opina de esta columna aquí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas