Aficionados del futbol mexicano

Ya todos sabemos que debido a la influenza la próxima jornada se jugarán a puerta cerrada.

Ya todos sabemos que debido a la influenza los partidos de la próxima jornada se jugarán a puerta cerrada. Hay quienes esto lo ven oportuno o quienes han aprovechado para decir que con esto los clubes aprenderán una lección. Yo le quiero decir a esa gente que cree esto, que no conozco a un jugador que no sepa la diferencia entre jugar con público y sin él. No existe un futbolista profesional que no distinga entre una tribuna en contra y una a favor. Hay quienes dicen que si la gente no fuera a los estadios los equipos tendrían que entender que si no cambian su manera de jugar,  seguirían padeciendo perdidas. Pues bien, yo a esa gente le pregunto que si ya entendieron la importancia del público en un estadio, porque entonces no hacen más cosas para que la gente vaya y entonces el nivel mejore en lugar de buscar castigar. Es un hecho que al final de cuentas en nuestro país en donde las localías cada vez parecen tener menos valor, cuando un equipo anda bien en la cancha la gente de la tribuna puede o no influir. Tenemos el caso de aquel Necaxa  Multicampeón que a veces contaba con 2 mil personas en el estadio, incluyendo a los cerveceros y la seguridad y que le ganaba a todos con Aguinaga, Basay, Aspe, Ambriz, Peláez y varios más, o el caso de los equipos de Monterrey que con o sin gente de todas maneras no levantan y las razones van más allá de lo que sucede con la afluencia de sus aficiones a sus estadios. Quizás más bien esto tenga que ver con la poca información y conocimiento y la poca pasión que se tiene en México a la hora de ser aficionado al futbol si lo comparamos con otros países. Porque si bien es cierto que ahora se canta en los estadios como en otras partes del mundo, los aficionados siguen pareciendo en su mayoría gente que no entiende bien lo que sucede en la cancha.

Ya muchas veces hemos escuchado cómo los futbolistas sudamericanos comentan la manera de vivir en México un mal paso dentro de algún equipo. Ya sabemos que en México puedes estar peleando el descenso y haber perdido un partido que a todas luces deberías haber ganado y a la salida firmarás autógrafos como si hubieras ganado. Según yo, lo que sucede en México no cambiaría si sólo se llenaran los estadios, porque influye lo que pase en los medios, con los directivos y por supuesto las mejoras que hacen falta en lo que a los jugadores se refiere. Esto en otras palabras quiere decir que para que el futbol mexicano evolucione, se tiene que mejorar en todos los ámbitos y no nada más en uno. Y aunque ya sé lo que sigue, porque la molestia es la manera más fácil de escapar de esta crítica, según yo voy a enumerar algunas de las cosas que en México deberían de cambiar con los aficionados. Hay muy pocos estadios que cantan al unísono como sucede en Europa o Sudamérica y en el caso de los que lo hacen, a todas luces se hace en otro tono. Ojo, no digo que todos los que cantan lo hacen sin corazón, pero creo que la mayoría así lo hacen. A mí sí me da tristeza por ejemplo que para la Selección lo único que tenemos es el  lamentable y patético “sí se puede”, o el "México, México" y el "Cielito Lindo" que no es ni cerca un grito de apoyo porque sólo aparece ya que se va ganando. Quitando los de Monterrey, los estadios sólo se llenan cuando va el América o las Chivas. Eso sin importar si ellos andan bien o no, lo que me hace creer que sólo van porque así se supone que debe de ser y no porque haya un conocimiento o causa conciente de por qué acudir. Y si nos ponemos a ver cuántas veces se llena el Jalisco o el Azteca, entonces entenderemos que estos equipos son grandes porque alguno tenía que serlo y no porque despierten grandes pasiones en el grueso de sus aficionados. Todos sabemos que muchos aficionados Chivas lo son simplemente porque "son puros mexicanos" y ni siquiera saben cuántos títulos tiene su equipo o desde cuándo no queda Campeón. Y como no tengo más espacio y mejor nos vamos todos de puente obligatorio, la última del día sería  el hecho de que junto a los japoneses que hacen lo mismo, los mexicanos son los otros aficionados en el mundo que en un Mundial pueden salir a la calle usando camisetas de otras selecciones. No me imagino a un francés usando la de Argentina o a un inglés usando la de Brasil. Mucho menos a un brasileño usando la de Italia o a un argentino usando la de Alemania. Pero por favor, empecemos aceptando que a nosotros como afición nuestra camisa sólo nos gusta cuando juega el  Tri y hasta presumimos  con más orgullo si tenemos la nueva de Holanda o la última de España. Y si digo somos, es para que no se me ofendan mucho los que así lo hacen, porque aunque ahora por intercambios me sobran camisetas, jamás me verán usando una para ir a un estadio. Como sé que ya ofendí a muchos con eso, mejor termino y les pido que se cuiden por favor. El futbol no es ni será más importante nunca que la salud de ustedes y los suyos. Por cierto, la Eliminatoria del Futbol de Playa se pospuso. Ya les estaré informando.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas