Lista final

Hace casi 8 años, en la era 2002 del "Vasco" hubo un evento importante que marcó su lista final. A menos de un par de meses de ella, Claudio Suárez se lesionó y se temió su participación.

Antes que otra cosa quiero agradecer el interés que mostraron por mi columna de la semana pasada. Como era de esperarse, hubo muchos que en verdad querían saber más acerca de lo que decía el título y muchos que sí entendieron la intención de mis palabras. De igual manera les agradezco a todos sus mensajes como lo escribí en el foro. Pasando a otros temas, esta semana escribo arriba de un avión con destino a Baja California a donde me dirijo para ver el supuesto Torneo Nacional de Futsal. Y digo supuesto porque sólo participan de manera importante 4 estados de los 32 que somos. Yo sé que a casi nadie le importa esto. Muchos por desconocimiento y otros porque de plano nada mas les interesa el Tri y su club de Primera División. En realidad, México es de los pocos países en el mundo en donde el futsal no cuenta con una liga y con más interés de parte de los aficionados. Ayer que comí con Enrique Bonilla, Director Operativo de la Federación, quedamos en que buscaremos los mecanismos para hacer que esto crezca y se conozca. Quizás con ayuda de la FEMEXFUT y de la CONADE, para el 2010 espero poder ayudar a traer un torneo internacional a la Ciudad de México. Ya después de que vean cómo se juega y lo interesante y emocionante que puede ser el futsal jugado como se debe, podremos comentarlo y discutirlo.  Desarrollar una liga de futsal podría ser una fuente de empleo para muchos jóvenes de los que se quedan relegados del futbol de pasto y un estímulo extra para los niños en México. No será fácil pero al menos la intención de intentar algo está. Aunque claro está, no faltarán los que ya de inicio ni les interese ni les mueva. Ahora bien, mi idea durante la semana para esta columna y después tanto que se habló de Braulio, de Jona y de todos estos recientes convocados, y después de las atinadas palabras del “Vasco” en su conferencia en donde decía que no hay una lista en el mundo en donde todos queden contentos ya que siempre sobrará alguien y siempre faltará otro, me quedo pensando en lo que podría ser una lista final  hoy en día. Es evidente que hay gente que se ha ganado su lugar por el hecho de haber sido parte fundamental de esta “salvación” urgente que necesitaba la Selección. También vendrá el caso de Rafa Márquez, el cual es el que llama más mi atención al día de hoy. No hay que olvidar que todo lo que ha pasado con esta Selección ha sido sin él. No hay que olvidar tampoco que hasta hace unos meses la gente “pesada” eran Pável, Oswaldo y Rafa y que hoy ninguno de los tres han sido requeridos para esta época de bonhomía. Hace casi 8 años, en la era 2002 del “Vasco” hubo un evento importante que marcó su lista final. A menos de un par de  meses de ella, Claudio Suárez, bastión indiscutible hasta ese momento, se lesionó y se temió su participación en el Mundial. Los médicos daban pocas esperanzas y muchos se preocuparon hasta de más. Javier habló con Claudio y para “ayudarle” en ese mal trago, le comentó que de curarse a tiempo lo llevaría al Mundial respetando su jerarquía. A la par de todo eso, había un joven que aparecía en la Selección en sus primeros llamados ya como titular. Al final, todos supongo recuerdan la historia. Claudio se curó contra los pronósticos de los médicos y Javier lo dejó fuera faltando a su palabra según algún día me contó el mismo Suárez. A la distancia podría parecer que la “fortuna” jugó del lado de Aguirre ya que ese joven que cubrió el lugar de Claudio era Rafa Márquez. Su capacidad hizo que se olvidaran pronto en la Selección de aquella figura lastimada e incluso fue pieza importante tanto para bien como para mal en esa Copa del Mundo. Hoy a 8 años, Javier tendrá que decidir si incorpora a Márquez a este grupo que sin él ha funcionado muy bien o si debe no incrustarlo con todo lo que eso significa. La calidad de Rafa como jugador está más que probada y comprobada. Mucho se ha hablado ya de su “actitud” a la hora de llamarlo a la Selección, pero yo soy de los que le siguen creyendo al jugador y pienso que él podría venir con la mejor disposición. Hoy el grupo de poder ya no es el de antes. Hoy están Torrado y Cuauhtémoc como pilares de jerarquía y un grupo de jóvenes como Ochoa, Gio y Nery que por capacidad irán siendo los que manden en el vestidor. Rafa empezará a vivir el ocaso de su carrera y deberá hacerlo con inteligencia. Yo creo que aún no llega al punto en que sólo su jerarquía sea lo que lo haga indiscutible en la Selección en vez de su capacidad futbolística como le pasa a todas las figuras en algún momento. Y si este equipo está jugando bien sin él, en teoría con Márquez deberá jugar mejor. ¿O ustedes que creen?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas