No sé si reir o llorar

No cabe duda que somos predecibles al máximo. Seguramente hoy estará aún disponible en mediotiempo.com una encuesta en donde más del 53 por ciento hasta el momento en que yo la leí.

No cabe duda que somos predecibles al máximo. Seguramente hoy estará aún disponible en mediotiempo.com  una encuesta en donde más del 53 por ciento hasta el momento en que yo la leí, decía que después del triunfo de la Sub-17 ante Brasil México llegaría a ser Campeón del Mundo otra vez. Es común que yo le eche la culpa a los medios de mucha de la desinformación que existe entre los aficionados mexicanos, pero esta vez sí creo que no hay más culpables que cada uno de los que ha opinado de esa manera. Ya la vida como aficionado mexicano al futbol les habrá dado muchas sacudidas, pero al parecer esa gente no aprende. Sé perfectamente lo que sigue. Sé que habrá ofendidos y sé que habrá los que interpreten esto como que yo no entiendo que hay que soñar siempre con lo más alto. Pero la realidad es que es patético ver una encuesta así.

La Sub-17 lleva sólo dos partidos en el Mundial y no ha jugado bien del todo. El triunfo contra Brasil es merecido y se comete el error de creer que Brasil siempre será potencia, cuando muchas veces ha quedado eliminado en rondas iniciales. En los torneos de límite de edad, cada generación es diferente y cada equipo tiene su propia personalidad. Esta Selección Sub-17 no es la Campeona del Mundo ni se le parece en nada. En estadística, los números de las Selecciones Mexicanas Sub-17 en la historia son malos y me parece completamente fuera de lugar creer que porque se fue Campeón del Mundo una vez, somos potencia en la categoría. Esto no quiere decir que este equipo no puede ser Campeón del Mundo ni que las cosas no se podrían acomodar para que se llegue mucho más lejos. Lo escribí hace una semana de manera más explícita. Pero la encuesta no hablaba de qué deseamos los mexicanos para esta Selección y qué nos gustaría que sucediera en este Mundial. Asimismo, sí escuché en la transmisión a alguien decir que esa victoria le ilusionaba tanto como cuando el Mundial de Perú. ¿De verdad es cierto? ¿De verdad el hecho de ganar uno a cero con un error del portero rival y una gran actuación de alguien que unos días antes lo crucificaron por una equivocación, nos hace pensar en un campeonato del mundo? Si tu respuesta es sí, definitivamente nunca nos vamos a poner de acuerdo. Seguramente lo normal es pensar que si Japón lleva dos derrotas y en la Selección Mayor no nos representa un rival invencible, estaremos pensando que se le gana el viernes a una Selección que en las dos ocasiones en que se han enfrentado en mundiales de estas categorías ya le ha ganado a México 2-0. Marcador justo con el que nuestra Selección, sin importar el resultado del otro partido, quedaría eliminado simplemente por quedar en cuarto lugar del grupo por diferencia de goles pese haberle ganado al "gran" Brasil. Entonces, obviamente, si esto pasara y la gente ya está pensando que esta Selección puede ser Campeona del Mundo, basados en no sé cuál argumento, el resultado se convertiría en un fracasototote a los ojos de la gente que menos sabe. Una historia más de decepción para el aficionado mexicano que sólo él y solo sin ayuda, se puso en posición de campeonar otra vez. Y si en verdad quieres cada vez ser un poquito mejor aficionado. Mejor ve el encuentro y piensa que el camino para llega a una Final es muy largo y depende de muchas cosas. La primera será que México empiece a jugar un poco mejor, pero nadie más que el técnico nos podría decir si esta camada de jugadores tiene el potencial para hacerlo. Después vendrá saber quién es el rival y qué tan bien o mal llegan al partido. Por lo tanto, en mi caso y sé que en el de muchos más, seguiremos el partido de mañana con los mejores deseos y la mejor vibra, esperando que nuestros “chavos” mejoren y que Japón, que no ha jugado mal, pero no ha sabido mantener sus ventajas, le pase algo similar o peor para que los mexicanos salgan triunfadores. Sería apenas el primer pasito de una serie de pasos más grandes que se necesitarán para llegar a posiciones de las recompensadas, algo que a mi juicio aun se ve muy lejano por lo que nos han demostrado. Ahora bien, qué pasaría si se le gana a Japón, ¿habrá festejos en el ángel?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas