La importancia del sorteo

Aunque todos sabemos que para ser campeón en teoría se le tiene que ganar al que sea, la realidad dice que para ser ganador del título se tiene que tener fortuna desde el sorteo.

Aunque todos sabemos que para ser campeón en teoría se le tiene que ganar al que sea, la realidad dice que para ser ganador del título se tiene que tener fortuna desde el sorteo. El calendario y el Grupo que te toque es determinante para muchos aspectos, principalmente el mental ya que un buen juego de inicio puede ser el escalón necesario para tener un buen torneo completo. Tan bien es cierto que un partido difícil de inicio puede terminar con el nerviosismo y relajar lo que siga dentro de la Fase de Grupos o también se puede hablar que de tener la "mala suerte" de encontrar rivales complicados puede hacer que pese a tener el calificativo de favorito seas el equipo que le dé un "empuje" psicológico a algún "caballo negro" de los que siempre existen en torneos de este tipo. Véanlo en la historia. Hay Campeones del Mundo que han tenido inicios titubeantes o malos y hay equipos que han iniciado de forma espectacular que terminan eliminados en la segunda ronda sin pena ni gloria. En pocas horas sabremos quiénes serán los rivales de México y seguramente vendrán todas las especulaciones que al final no sirven de mucho dentro de la parte deportiva, pero que sí pueden crear expectativas falsas en los aficionados. En otras ocasiones he escrito acerca de lo que significaron para mí las conjeturas que se hicieron sobre los rivales de México en el Mundial de Argentina 78 que fue el primero del que tuve conciencia real y objetiva a mis entonces 9 años de edad. Se le gana fácil a Túnez, se puede empatar o perder con Alemania y un triunfo o un empate contra Polonia nos ponía a los mexicanos en la segunda ronda de un torneo de sólo 16 equipos. México ese año fue el último lugar del Mundial y desde entonces entendí que no se podía confiar en lo que se hablaba como pronóstico, lo dijera quien lo dijera. A partir del sorteo, todos hablaremos de las posibilidades de México de llegar por lo menos a ese famoso quinto partido, que pese a que en el seno de Selecciones Nacionales se ha querido borrar como obligación mínima o como meta máxima, no se ha podido eliminar como estigma de los nuestros en la cabeza de la gente. La realidad es que nadie puede adelantar nada por más que con mucha seguridad lo afirme y mucho dependerá de cómo se llegue a cada juego. Sólo cuando termine el Mundial se podrá saber si fue de buena suerte o de mala estar en el Grupo que toque. Antes no. Nadie podrá asegurar que de estar en el supuesto Grupo de la Muerte, éste no podrá ser el mejor Mundial de México en la historia, pero tampoco nadie podrá asegurar que aunque en el papel aparentemente se haya sido sembrado en un Grupo menos complicado, este Mundial no termine siendo una decepción. Jugar contra un candidato al título en la Fase de Grupos no necesariamente es malo. Se podría pensar que ese rival tan fuerte, no volverá a ser enemigo hasta la última fase de superar la primera ronda. En fin. Yo también como ustedes preferiría que "la suerte" de nuestra selección empiece desde el sorteo. Simplemente comento que en mi experiencia, cada partido es diferente y cada rival es complicado y que el sorteo aunque es determinante no sirve para análisis hasta que el Mundial termine. Lo que sí es un hecho es que estos seis meses para que inicie el Mundial corren más rápido cuando ya sabes cuando y contra quien te toca jugar. Estamos ya muy cerca de otro año de Mundial y eso ya por sí solo, es para celebrar. Disfrutémoslo desde el sorteo, nos toque quien nos toque.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas