Nueva era

Empieza la Liga en México. Es verdad que después de ver tanto Mundial los partidos que veremos a continuación se harán lentos, aburridos y malos. Es normal.

Empieza la Liga en México. Es verdad que después de ver tanto Mundial los partidos que veremos a continuación se harán lentos, aburridos y malos. Es normal. Nuestra Liga no es precisamente la más alta en calidad futbolística y nuestro estilo de juego no es precisamente el más espectacular. Insisto. En México los pasecitos cortos intrascendentes han hecho desde hace años que los partidos sean menos atractivos para los aficionados que se sostienen en su afición más bien por la pasión que el mismo futbol por sí solo genera que por los sentimientos que sus clubes les producen. No me podrán decir que hoy un cementero o un águila tiene de qué sentirse orgulloso de seguir apoyando a su equipo por ejemplo.  Y estamos hablando de dos equipos de los llamados grandes. Todos sabemos que el Mundial no terminó bien para México. En la FEMEXFUT hay una calma normal después de tanta actividad y hasta las críticas prefabricadas a lo que hay ahí dentro, parecen no hacer daño. Esto no quiere decir que no haya críticas que valgan o que no haya cosas que mejorar. Pero para los que confían en mí, créanme que yo me siento tranquilo sabiendo que ahí dentro hay mucha gente que quiere hacer las cosas bien. Eso es un buen paso al menos para mejorar y es mucho mejor a que yo les dijera que ahí dentro todo sigue igual que antes. La verdad es que no se hace cuánto era inimaginable pensar en que se realizara un torneo en donde chavos de menos de 15 años participaran defendiendo los colores de todos los equipos de Primera División. Han quedado ya atrás las épocas en donde sólo unos cuantos trabajaban en Fuerzas Básicas, y aunque algunos o casi todos tienen mucho que mejorar en este contexto, al menos es satisfactorio ver que ya todos los equipos cuentan con equipos para participar. También se viene una nueva etapa en lo que a jugadores exportados se refiere pues nuestros nuevos exponentes en ese rubro son jugadores muy jóvenes, que aún no consolidaban una regularidad, pero que tienen las características suficientes para ser requeridos en equipos importantes. Ojalá y estos chavos sepan responder y aprovechar esto, porque de no hacerlo, se les estarían cerrando muchas puertas a las generaciones que vienen detrás. Si estos mexicanos no logran justificar sus contrataciones, será muy difícil que los equipos de nombre en Europa vuelvan a intentar fichajes como los que hemos visto en estos últimos meses. Y para terminar dos cosas fuera del futbol profesional. Qué bueno que las chavitas Sub-20 hayan hecho historia. Qué bien que Cuéllar, Medina y demás cuerpo técnico ven reflejado en resultados su trabajo y ojalá y sigan avanzando. Pero por favor no se dejen engañar por aquellos que quieren comparar a los hombres con las niñas. Son comparaciones que no tienen punto de inicio pues ni siquiera hay un parámetro real para hacerlo. ¿Acaso alguno de ustedes sabe realmente cómo es el futbol femenil en otros países y cuánto apoyo reciben? Hoy las niñas en México tienen giras, torneos, ropa y lugares de trabajo muy por arriba que la mayor parte de los países que participan. Que se puede mejorar y que aún estamos lejos de las gringas por ejemplo, claro. Pero no son cosas que se den de la noche a la mañana. Si las niñas hubieran quedado descalificadas, la culpa es de alguien más siempre por una supuesta falta de apoyo. Hoy que califican, el éxito es sólo de ellas y creo que eso tampoco es cierto. Para bien el futbol femenil en México ha venido creciendo y seguirá haciéndolo a medida que las universidades y las escuelas le tomen más interés. No sólo es trabajo de Cuéllar y su gente. Y la otra información que quería compartirles es que la Selección Mexicana de Futbol de Playa tiene una gira a Inglaterra para jugar un torneo contra los locales, alemanes y griegos. Un buen momento para ver a algunos jugadores nuevos y para darles más minutos a los que se integraron apenas  un par de torneos atrás en esta renovación generacional que estamos intentando. Como siempre, esperamos traerles buenos resultados. Para cualquier comentario que quiera ser tomado en cuenta mi twitter es @ramonraya23. La verdad es que los que escriben en este foro de mensajes que hay abajo, cada vez están peor por lo que me cuentan y hace tiempo que dejé de leerlos. Supongo que a los que escriben por ahí les causará algún sentimiento agradable tantos insultos anónimos a los columnistas. Los que buscan retroalimentación están invitados donde les dije.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas