Orgulloso

Después de tener que esperarme un día más para llegar a mi querido México, es bueno enterarse de muchas cosas buenas.

Después de tener que esperarme un día más para llegar a mi querido México, porque un par de jugadores de futbol de playa se perdieron dentro de la terminal de Barajas, es bueno enterarse de muchas cosas buenas que empiezan a suceder en este nuevo ciclo que terminará con la Copa del Mundo del 2014. Por supuesto que creo que esto no indica nada sobre cómo será el futuro y que durante los próximos cuatro años pueden pasar muchas cosas que cambien de rumbo nuestros destinos futbolísticos, pero es muy bueno saber que a México se le empieza a tener confianza en cuanto a que sus jóvenes pueden competir por lugares en los equipos europeos de gran tamaño. No sé si sea coincidencia pero el primer mexicano en el que se confió así y que respondió como pocos lo imaginaban, cierra, al mismo tiempo que muchos otros lo inician, su ciclo europeo. Rafa Márquez deja Europa como uno de los mejores extranjeros en términos de rentabilidad que ha contratado el equipo blaugrana, mientras nueva sangre mexicana tendrá que demostrar que tienen con que ser titulares en sus equipos. Hoy ya Vela y Gio ya no son los jovencitos a quienes se buscaba formar y es tiempo de que demuestren ser una realidad. Efraín, Barrera y el Chícharo van como refuerzos y no como jugadores a futuro pese a su juventud y sus cortas carreras. Salcido y el Maza en Holanda son cotidianos lo mismo que Guardado en España y Moreno por su regularidad y juventud sería como el ejemplo de que los mexicanos jóvenes tienen con qué ser titulares indiscutibles. Jona aun es muy joven y él si está aún en proceso de ascenso al primer equipo, pero cuándo nos íbamos a imaginar hace 15 años que equipos de esa talla como en donde juegan muchos de los que mencioné tendrían a un mexicano en sus filas. Hace no muchos años los jugadores nacionales tenían primero que demostrar en México ser estrellas para poder buscar una oportunidad en clubes europeos quizás de “medio pelo” y hoy afortunadamente eso está cambiando o ya cambió. Algo bueno se debe haber hecho o se está haciendo para que las cosas así estén sucediendo. Por supuesto que a la par de todos esto ver a un grupo de gente joven y todos mexicanos como es el caso e Chivas llegar a la Final de la Copa Libertadores es otro motivo de orgullo, pero no quisiera celebrarlo mucho como otros, esperando que la etapa que les falta también sea de triunfo para el equipo con más seguidores en México, porque sin ser chiva vaya que se disfruta que los mexicanos salgan del país y compitan bien y ganen en la disciplina que sea y en mi caso particular, si es en futbol, mucho mejor.

Aquí aprovecharé para contarle a los que no lo sepan que un grupo de jóvenes mexicanos que nos representan dentro del cada vez más conocido mundo del “futbol de playa” asistió a un cuadrangular amistoso jugado en Inglaterra para jugar contra los locales, los alemanes y el equipo griego y se alzó con la victoria una vez más, pues no es la primera vez que esa Selección regresa de alguno de sus viajes con el título de los torneos donde participa.

Ya sé que a muchos de ustedes no les interesa esto pero a mí sí me parece importante porque como sea, este equipo y sus diferentes jugadores han tenido la fortuna de poder presumir haberle ganado a países como Argentina, España, Francia, Alemania, Inglaterra, Japón, Uruguay, Sudáfrica, Chile, Rusia, Estados Unidos y algunos otros cuando les ha tocado competir contra ellos en el extranjero y muchas veces ni siquiera en igualdad de circunstancias y ya se estuvo cerca en este año de exportar al primer mexicano a una liga profesional europea, en este caso a Italia. Y aunque no faltarán los mexicanos que como siempre busquen demeritar lo conseguido, hoy el futbol de playa de México se ha ganado un lugar de respeto en el mundo y dentro de su propia federación, pero no tanto con los aficionados y con los medios y considero justo que al menos se les respete un poco más y no se les minimice a los jugadores que sacrifican muchas cosas para poder representar al país como lo han hecho. Quiero pensar que los que han demeritado los resultados que se han obtenido ignorándolos a propósito o simplemente desconociéndolos, no tienen ni idea de lo que es el futbol de playa en estos países que mencioné y en una total carencia de inteligencia creen que por que ellos no están enterados o de acuerdo, significa que es un deporte poco serio o digno de dejar en el olvido. Curiosamente a la par de todo esto, hace un mes en la Eliminatoria Europea ya participaron 27 naciones para competir por cinco lugares y en Sudamérica ya todos los miembros de la CONMEBOL tienen representativo en su Premundial.

Agradezco a los no tan pocos aficionados que nos han felicitado y a los pocos medios que se han preocupado por dar un poco de difusión a estas noticias y que me han invitado a mí a dar entrevistas, pero de verdad, creo que ya es tiempo de que la gente empiece a conocer más de quiénes son los que juegan y por qué juegan ahí. Eso ayudaría a que así como está sucediendo en el futbol profesional en donde el número de jugadores de México con esa meta europea en la cabeza crezca, así también cada vez haya más mexicanos deseando participar en esta modalidad y que en un lapso no muy lejano, el futbol de playa se convierta en un deporte que interese, emocione, se practique y que además le genere también ingresos económicos a quienes lo apoyen y lo desarrollen, incluida la federación mexicana de futbol.

Hoy yo como mexicano, me siento orgulloso no sólo de mis compatriotas que buscan triunfar en Europa y de las Chivas por su participación que aun no termina, en la Libertadores. También me siento muy orgulloso del grupo de jugadores que me ha tocado dirigir y que han podido poner el nombre de mi país en alto una vez más. A quienes quieran preguntar y conocer más de ellos, los invito en twitter @ramonraya23.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas