Diferencias

Quizás estén esperando que escriba como casi todos una columna en donde hable de lo que está pasando entre los jugadores y la Federación Mexicana de Futbol. Lo siento. No lo voy a hacer.

Quizás estén esperando que escriba como casi todos una columna en donde hable de lo que está pasando entre los  jugadores y la Federación Mexicana de Futbol. Lo siento. No lo voy a hacer. Mucho menos voy a tocar el tema de Salcido. De todas maneras en nuestro futbol, lo que yo opine sobre el tema no tendrá repercusión y muchas de mis opiniones están en mi twitter @ramonraya23. También es cierto que en estos momento hablar de futbol les es poco interesante porque parecería que a nadie le importa ni interesa otra cosa. Temas hay y de sobra. Está el caso del gol de Javier Hernández que le dio el triunfo a su equipo en la UEFA Champions League o la jornada mexicana en donde habrá dos clásicos de los pequeños si se les puede llamar así. El Clásico tapatío y el Clásico joven llaman la atención de algunos pocos y sobre todo, no lo que quisiéramos. Entonces, por algún motivo, a mí también me exigen más atención las declaraciones de Carrillo que hizo ayer en un programa de tele, quien aprovechando la necesidad de los medios de comunicación por saber qué sucedió realmente en Sudáfrica ha hecho la visita de las 7 casas, promoviéndose, contando su historia y contestando preguntas. ¿No se les hace curioso que ya teniéndolo en frente nadie se atreva a preguntar cosas de las que criticaban y cuestionaban al máximo en su momento? Yo sé el porqué y a lo mejor ustedes también. No es lo mismo tirar al aire una pregunta en donde me sé la respuesta buscando crear dudas o molestia en quien me escucha, que hacérsela a alguien que con su respuesta me puede dejar en frente de muchos como un verdadero tarado. Lo explico. Porqué estando ahí no le preguntan si Aguirre tenía nexos con el representante de Guille por ejemplo. ¿Saben por qué?, porque saben que la respuesta de la alineación de Franco es estrictamente futbolística y no tiene más fondo. Quizás no lo crean, pero esa es la verdadera razón. Si no me creen, escuchen con atención las entrevistas en donde aparece un jugador o un entrenador y verán las diferencias que existen y que pocas veces se coincide con lo que se dice cuando no está presente el implicado. ¿Y saben qué creo que es lo más triste? Que en ningún momento le preguntan a cerca de la táctica que se usó ni sobre la estrategia que no funcionó sino más bien se hacen en relación a jugadores que jugaron bien o mal. Los motivos , según yo, son muy sencillos. Estos grandes periodistas no tienen ni idea de táctica ni de estrategia y temen ser desnudados por alguien que vive de eso. No sucede así en cambio cuando no hay quien los exhiba o los debata. El mejor ejemplo de eso es cómo Carrillo los exhibe diciendo que muchos (incluidos los presentes) hablaron de un gran partido en el Azteca el domingo pasado entre América y Santos cuando tácticamente fue un desastre pues el partido estuvo lleno de errores de los futbolistas y ninguno de los que estaban ahí se atrevió a contradecirlo para no tener que debatirlo. No se ofendan los que no concuerdan. Ser Director Técnico no es simplemente lo que la gran mayoría de ustedes cree. No es sólo poner una alineación. Ser entrenador de futbol incluye muchas pequeñas cosas, como la formación de pequeñas sociedades en el campo, el estado de ánimo de los jugadores, el descanso adecuado y la relajación sin pasarse de la raya. Ser el responsable de un Cuerpo Técnico implica también la flexibilidad o rigidez en la disciplina, y muchísimas otras cosas más de las cuales depende un resultado global de tu trabajo, tales como el manejo de grupo, la manera de anunciar una lista y la confidencialidad o carencia de lo que suceda y se diga dentro de un vestidor. De todo eso jamás encontrarán un análisis de los grandes analistas de los medios y todo se remite a los resultados y a toro pasado. Qué fácil es saber hoy que el "Bofo" no debía jugar al inicio del primer tiempo y debía mejor ser cambio cuando ya sabemos que el partido se perdió. Ya sé que me van a decir que muchos de ustedes lo sabían de inicio pero ninguno de nosotros lo vio entrenar ni sabe a ciencia cierta la función que supuestamente debía hacer y sobre todo, no podemos esconder que la gran mayoría de estos análisis que se hacen fuera son sin contar al rival y lo que puede o no hacer para conseguir hacerles daño, creyendo que un partido gira alrededor exclusivamente de lo que hagan o no los jugadores mexicanos. He insistido mucho en este espacio que aquellos que quieran saber más de futbol, busquen y traten de aprender porque en esto del futbol aunque parece que todo está ya inventado, no se deja de aprender nunca y se vuelve mas difícil si tratas de saber de él a la distancia como en cualquier otra profesión. Si es difícil saber estando dentro, mucho más difícil por lógica lo será sin estarlo. Es muy claro que hoy en México no hay un lugar o un medio para hacerlo y que el futbolista y el entrenador han sido objeto de muchas críticas y descalificaciones simplemente porque los resultados no se han dado. Entonces, si alguien comparte conmigo que el trabajo de un futbolista y un entrenador no se pude calificar a reprobar simplemente por una sola de sus funciones tampoco lo debe ser por una sola de sus actuaciones. Traten de ser mas analíticos y verán que el futbol es más complejo (que no quiere decir complicado ni difícil) de lo que nos quieren decir los que no saben. Por algo ayer a Mario Carrillo no se le cuestionó nada que lo pusiera en predicamentos o que no tuviera una respuesta simple y sencilla. ¿O sí?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas