México

México cumplió 200 años. Futbolísticamente tenemos muchos menos y es obvio que el sentir de la gente es que no tenemos mucho porqué celebrar.

México cumplió 200 años. Futbolísticamente tenemos muchos menos y es obvio que el sentir de la gente es que no tenemos mucho porqué celebrar. Las generaciones más recientes han crecido creyendo que México puede ser Campeón del Mundo. Los jóvenes de hoy que llegan  a ser futbolistas pueden acceder a grandes equipos del mundo más  fácilmente que antes  y se cree que las razones de no ganar son simplemente culpa de los que participamos en el futbol profesional. Nuestro México no es precisamente un país de primer mundo y eso no es culpa sólo del Gobierno. Nuestro México no es potencia en ningún deporte y eso tampoco es sólo culpa de los directivos. Creer que el Gobierno está mal y la sociedad se salva es poco inteligente. Según yo, creer que el futbol está mal y se salven los aficionados y la prensa, también. He hablado muchas veces del tema y por supuesto que a muchos no les gusta escucharlo. Yo jamás he dicho que la culpa es sólo de los medios y que los directivos no tienen culpa.  Jamás he pensado que la gente tiene que mejorar como aficionado pero que los jugadores están para aplaudirles. Mi postura se resume a algo muy sencillo. Si el futbol está mal, es porque aficionados, medios, directivos y jugadores hacemos cosas malas. Si buscamos justificaciones a lo que hace mal cada parte, caemos en un círculo vicioso del que no se sale fácilmente. Lo mismo pasa con la sociedad. Si creemos que la culpa de que alguien se vuelva narco es sólo del Gobierno estamos queriendo ver  el problema  con los ojos cerrados. El mal maestro y la familia disfuncional pueden culpar a los gobernantes y eludir su propia responsabilidad sencillamente haciéndolo así.  Creer que simplemente si la economía nacional fuera mejor todo lo malo desaparecería, me suena más a utopía que a realidad. En el futbol creer que sólo los demás están mal y yo soy el único que lo hago bien  es igual de poco inteligente. En el futbol hay además otros factores que a veces se olvidan. En México creemos que el futbol gira en torno a nosotros. No falta quien piensa que Inglaterra está pendiente de lo que haga el “Chicharito”, por ejemplo, de la misma forma en que estamos pendientes aquí. Siempre sucede que si México pierde es porque somos muy malos y tontos y el rival no cuenta. Si ganamos es porque el rival es muy malo y tonto y lo que hagamos bien a veces tampoco cuenta. Pero en México hay una peor. Que si ganamos, a veces no cuenta que el rival esté atravesando por problemas serios. Simplemente ganamos porque por fin se demostró que si podemos y que el cielo es el límite cuando nuestros futbolistas quieren y se convencen de que “sí se puede” y con eso nos resignamos a seguir igual unos años más. ¿Cuál es el punto medio? Muy sencillo. Ni más ni menos que donde estamos parados. Sigo creyendo que es más fácil mejorar si me paro en mi propia realidad. Y para saber cuál es mi propia realidad en el futbol, no se necesita mucho más que abrir los ojos y ver también la visión de los demás. Sé que vienen comentarios de muchos que dirán que defiendo a los jugadores y a los directivos. Hay cosas que no se pueden tapar con un dedo y no me interesa hacerlo. El nivel del futbol mexicano hablando de futbolistas es pobre comparado con las potencias. Los directivos siguen tomando decisiones que no son las mejores y las más sencillas como sería la reducción de extranjeros sigue sin llegar. Pero por favor, no me vengan con que nuestra prensa está muy bien o queriendo ayudar ni que los aficionados son víctimas de todos los demás. Criticar a la prensa por sus chismes no es defender a un futbolista que toma. Reprobar lo que hace la gente al aceptar lo que le llega en los medios sin cuestionarlo no es defender a un directivo que no les paga a sus jugadores. Ayer México celebró 200 años y yo me sentí como siempre, muy mexicano. Me encantaría ver un mejor país antes de morir y que mis hijos se sientan más orgullosos que yo por tener esta sangre en un futuro. Pero también me gustaría ver a un futbol con más gente inteligente y que los involucrados no se la pasen señalando nada más a los de enfrente. Incluidos tú y yo. Nos vemos @ramonraya23 en twitter

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas