¿Estresado? Combátelo con la alimentación

El estrés se ha vuelto parte de nuestra vida diaria y la mayoría no sabemos cómo manejarlo.

El estrés se ha vuelto parte de nuestra vida diaria y la mayoría no sabemos cómo manejarlo. De hecho, muchos corremos para controlarlo y enfrentar mejor las situaciones. Sin embargo, si no hacemos algo para contrarrestar sus efectos negativos, puede terminar con nuestra salud. 

El estrés se define como cualquier estímulo interno o externo, que altera nuestro equilibrio mental y/o fisiológico. ¿Se puede controlar? Sí, y todos debemos aprender a hacerlo: una gran herramienta es la alimentación. Hoy hablaremos sobre cómo combatir el estrés con una buena dieta. Te dejo algunas recomendaciones:

1. No te saltes las comidas. Todos tenemos diferentes reacciones cuando tenemos hambre, unos nos ponemos de malas, mientras que a otros les da sueño. Lo que no sabes es que, cuando no tienes azúcar en sangre, tu cuerpo también se estresa y libera hormonas del estrés (cortisol y adrenalina). Por eso es importante darle prioridad a tu salud y realizar además de las tres comidas principales, dos snacks, uno a media mañana y otro a media tarde. Además, seguramente te habrás dado cuenta que el estrés nos agota y, si te saltas las comidas, te sentirás mucho más cansado.

2. Evita tener alimentos azucarados en tu casa u oficina. El cortisol (hormona del estrés) está enamorado del azúcar, por eso, cuando estamos en este tipo de situaciones se nos antojan cosas dulces o con grasa, nunca vamos por unos pepinos y jícamas. Es importante aprender a controlar nuestras emociones sin recurrir a alimentos reconfortantes, ya que estos no son una solución, pues en lugar de calmar tu estrés, aumentarán tus ganas de comer más azúcar. No los tengas a la mano, si sabes que tienes que salir a comprarlos tal vez se te pasen las ganas de comerlos.

3. Aumenta tu consumo de vitamina C. Guayaba, kiwi, fresa, pimientos, brócoli, toronja, papaya, son las mejores fuentes de esta vitamina que es famosa por su papel antioxidante. El estrés también disminuye tus defensas, así que más vale que estés protegido.

4. Evita bebidas con cafeína. La cafeína puede incrementar los niveles de ciertas hormonas, así que si estás en situación de estrés limita su consumo, ya que además alteran tu ritmo cardiaco. Sí es importante mantenerte hidratado durante todo el día, ya que con un grado mínimo de deshidratación, puede verse afectado tu rendimiento.

5. A pesar de todo, no dejes de correr. Aunque a veces es demasiado el estrés y la falta de tiempo, valora que es mejor invertir aunque sea 30 minutos para hacer ejercicio, que tener un día de peor calidad: cansancio, estrés, mal humor, y aún así, falta de tiempo. Primero lo primero, y eso es tu salud.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas