¿Corres para bajar de peso? no cometas errores

La mayoría decidimos empezar a correr para bajar de peso.

La mayoría decidimos empezar a correr para bajar de peso. Y la verdad es que siendo novatos, es más probable que cometamos errores. Si nadie te ha dicho qué es lo que estás haciendo mal, te dejamos por aquí cinco errores que no debes cometer, ¡a darle! Ve por tus objetivos.

1. Dejar de lado la alimentación. Seguramente has escuchado esta frase del primo de tu amigo: “es que estoy haciendo mucho ejercicio y no bajo de peso”. Y claro que es posible. Por más ejercicio que hagas, si no lo combinas con una dieta saludable no verás resultados. Además, debes tener presente que aunque seas corredor principiante, no es normal sentirte cansado durante el día, si es así, quiere decir que hay algún error en tu alimentación.

2. No recargar gasolina. Después de hacer ejercicio, el cuerpo sigue “quemando” calorías. Por eso es importante consumir algo inmediatamente después: hidratos de carbono (para rellenar las reservas de glucógeno), y proteínas, (para ayudar a la regeneración del músculo). Si te tardas más de una hora en ingerir alimentos, además de morir de cansancio y sueño durante el día, tendrás ataques de azúcar (por falta de azúcar después del entrenamiento).

3. Querer correr a toda velocidad. Como novato, es difícil poder correr de un día para otro. No tienes de qué preocuparte, pues la condición física irá llegando poco a poco. De hecho, para que tu cuerpo “queme” grasa necesita oxígeno, entonces, el ejercicio no tiene que ser tan intenso: puedes combinar entre caminar y trotar, a un paso que lo sientas cómodo y que puedas ir platicando. Si no puedes hablar, es que ya te estás pasando de velocidad. Conforme tengas mejor condición, podrás ir mejorando tus ritmos y meter entrenamientos de intervalos o cuestas.

4. Comer más hidratos de carbono porque “requieres energía”. Mientras lleves una dieta equilibrada no necesitas comer más pasta, pan o tortillas por estar corriendo (cuando te prepares para un maratón, ahí veremos que sí). No te descompensarás, y en realidad este tipo de alimentos son los que más nos engordan, así es que si moderas tu consumo y a la vez corres, bajarás de peso.

5. Hidratarte con bebida deportiva. Es un hecho que las bebidas deportivas, son para practicar deporte, su nombre lo dice. Sin embargo, si estás trotando o corriendo menos de una hora, a un ritmo no tan intenso, no son necesarias. ¿Estarás hidratándote? Sí, pues además de agua contienen electrolitos, pero también grandes cantidades de azúcares. Mejor ahórrate esas calorías extra, de lo contrario, echarás a perder tu esfuerzo. Bebida deportiva: cuando corras más de una hora, o que el entrenamiento sea muy intenso.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas