Los goles reprimidos del Apertura

Que no le saquen al Apertura 2006 la ilusión del gol. Porque sin esa ilusión se pierde la alegría del espectáculo. No hay porque reprimir la explosión más grande de satisfacción que puede tener un...

Que no le saquen al Apertura 2006 la ilusión del gol. Porque sin esa ilusión se pierde la alegría del espectáculo. No hay porque reprimir la explosión más grande de satisfacción que puede tener un futbolista: si celebran con una playera abajo, si se quieren aventar contra la red de la portería, si se quieren vestir del chavo y si quieren usar máscaras, que más da, es un gol.

En los últimos días, ha sido una discusión  la celebración de los goles. Pero ¿por qué la Comisión Disciplinaria y la de Arbitraje, no debaten sobre como mejorar la condición de sus colegiados? (Por ejemplo, explicarles que deben guiar un partido y no ser las figuras de este) Me queda claro que la prioridad es hacer reglamentos que cuiden al negocio, más que el espectáculo. El prohibir a un futbolista ponerse una máscara, es más rentable que aclarar la reventa de los boletos en el Mundial.

Pero ¿será verdad que  los clubes pierden mucho dinero porque la gente llena las arenas de lucha libre, tanto que ya no va a los estadios? O ¿quieren regalías en el negocio de las máscaras? ¿Ustedes entienden el fondo de prohibir una celebración? ¿Qué eso no se llama represión del gol?

Al igual que yo, seguro habrá mucha gente que no entienda las cosas tan absurdas que se discuten en la Federación Mexicana de Futbol. Pero que se puede esperar de unos directivos que cuando tienen la palabra ante la FIFA, antes del Mundial en la reunión de técnicos y directivos, su única petición es algo tan desatinado como solicitar permiso para que nuestro entonces técnico nacional pueda fumar en los estadios alemanes.

Ya más específico, no concibo como Alfonso Sabater, Presidente de la Comisión Disciplinaria, amenace tajantemente al "Gato" Ortiz por usar la máscara, tanto que podría suspenderlo si se la pone dentro del campo. Perdón que profundice en esto de las máscaras pero creo que son parte esencial de nuestra cultura. Ya lo decía Octavio Paz en "El Laberinto de la Soledad", "Viejo o adolescente, criollo o mestizo, general, obrero o licenciado, el mexicano me aparece como un ser que se encierra y se preserva. Máscara el rostro y máscara la sonrisa".

Entonces ¿por qué limitar la máscara de la sonrisa cuando se anota un gol? Ya sabemos que Alfonso Sabater y Arturo Yamasaki no saben leer, han dado muestras de este defecto infinidad de veces cuando no pueden interpretar las cedulas arbitrales. Pero aún y con sus incorrecciones como directivos,  deberán hacer un mínimo esfuerzo para cuidar un espectáculo.

Entiendo que el futbol es un negocio, pero lo que no comprendo es como los dueños del negocio y sus dirigentes en México, bastardean al deporte.

Al final de todo, la fiesta del futbol se debe, y funciona, gracias a la gente que lo consume y a los futbolistas que lo generan. Entonces por qué no darles libertad a los futbolistas después de conseguir un gol y por qué limitar a la gente que además de ver el gol también se identifica con la celebración.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas