¿Quieres ganar o tener un equipo triunfador? (Última parte)

Cuando todo lo que interesa es el triunfo, nos preocupamos  excesivamente por el rendimiento y los logros de los demás equipos. Esto es tener un enfoque estrecho, lo que puede desmoralizar a los...

Cuando todo lo que interesa es el triunfo, nos preocupamos  excesivamente por el rendimiento y los logros de los demás equipos. Esto es tener un enfoque estrecho, lo que puede desmoralizar a los propios jugadores con un deseo devorador de estar cumpliendo cuando solamente se está en la cima. Por esa acción, muchas veces se debilita al equipo en virtud de esa postura que la considero muy conservadora ya que al buscar sólo el resultado, se pierde ese impulso y la  iniciativa de los que están disfrutando el proceso.  El éxito es un concepto íntimo, una parte del desarrollo mental de cada jugador y del equipo como un todo. Cuando llevas la victoria dentro, logramos mucho más que si luchamos para simplemente ganar cada juego contra el rival ocasional. Si nos concentramos, con la visión de túnel, únicamente sobre un triunfo, acentuamos el resultado sobre el proceso, el ego sobre el desarrollo humano. Por otra parte, si nos centramos en la creación de un equipo victorioso, entonces esos jugadores ganan instintivamente, espontáneamente.   ¿Cómo se puede alcanzar una actitud para construir un equipo triunfador? Ayudando a cada jugador del equipo a alcanzar su potencial. ¿Cuáles son sus debilidades? Con cuidado y paciencia corríjalos. ¿Cuáles son sus puntos fuertes? Enérgicamente anímelos. Una vez que cada jugador confía en sus propias habilidades, inspirar a esos jugadores a ser mutuamente dependientes con los demás. Inculque la confianza y la camaradería. Las células individuales en el cuerpo trabajan debido a la cooperación y la armonía. ¿Qué es el cáncer, sino el desacuerdo de algunas de estas células que se salen del ‘guacal’? ¿Qué es un equipo vencido, sino el sentimiento de algunos jugadores que no se sienten integrados, mal utilizados, fuera de sincronía - deseando mostrarse solo para adueñarse de la pelota antes que pasarla, el deseo de ser ellos los que le den al objetivo más bien que ayudar a que otros lo hagan en mejor posición, y así cometer errores en vez de ejecutar movimientos? Un equipo victorioso gusta ganar un juego, pero no depende de cada triunfo para demostrar su valor. Un equipo victorioso sabe que cada miembro es importante y que como un todo, ellos raras veces pueden ser vencidos. Cuando realmente pierden, simplemente aprenden de los errores y continúan positivamente esperando con impaciencia la siguiente competición. A un equipo triunfador una perdida simplemente le muestra que cada obstáculo tiene una oportunidad oculta. Un equipo victorioso triunfa naturalmente porque cada jugador es un ganador- alguien que quiere hacer que las cosas sucedan- y porque, en total, ellos llevan el éxito del equipo en su corazón colectivo, su mente, y su espíritu.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas